Talento creativo. Creatividad. Son habilidades que todo líder debe reunir si quiere navegar en el mundo empresarial contemporáneo, volátil, incierto y cada día más complejo. De ello están convencidos los CEO que ayudaron a llevar a cabo la encuesta 2010 IBM Global CEO Study. Para un 60% de los participantes en el estudio, la creatividad es un rasgo que cualquier líder que se precie debe mostrar, solo por delante de la integridad y el pensamiento global. Nunca ha sido tan evidente que un gerente, emprendedor o empresario de éxito hoy en día debe saber algo más que contabilidad y finanzas.

Negocios y empresa han sido campos tradicionalmente alejados de la creatividad. Su estudio y su ejercicio eran considerados disciplinas más rígidas, el polo opuesto de las artes, reservadas a quienes utilizaban el lazo izquierdo de su cerebro. Pero el mundo ha cambiado mucho. Y esta distante relación también.

Teresa Amabile, autora de “The Progress Principle” , creó con la Universidad de Harvard el curso Managing for Creativitysegura de que “los líderes no pueden ser efectivos en los negocios actuales si no entienden y apoyan la creatividad, la producción de ideas nuevas, útiles”.

“Los retos y oportunidades que rodean a la sociedad actual, acelerada y cambiante, y a los que se enfrentan las organizaciones, ya sean lucrativas o no, exigen una continúa búsqueda de enfoques nuevos que funcionen en un contexto dado”, explica Amabile. “Eso significa que cualquiera dentro de una organización, desde los ejecutivos hasta los que trabajan en las trincheras deben pensar de forma creativa siempre“.

Bien mirado, pocos esfuerzos pueden considerarse tan creativos como construir un proyecto desde cero. “Especialmente en el emprendizaje, es esencial percibir oportunidades que otros no han visto, y concretarlas por medios novedosos y apropiados en cada estadio del juego. Tales soluciones creativas serán necesarias tanto para los directivos que quieran resolver los desafíos socioeconómicos del futuro, como para sus propias empresas y para el mundo entero”, explica Amabile.

Como Harvard, otras muchas escuelas de negocio y universidades se han dado cuenta de que los estudios universitarios relacionados con la gestión empresarial o los MBA concebidos en su forma clásica, orientados sobre todo a desarrollar habilidades de “administración”, son ya insuficientes. Muchas de ellas han ido integrando en sus programas módulos de formación en creatividad, innovación y diseño. Las más arriesgadas, como Rotman School of Management o Haas School of Business de la Universidad de California en Berkeley, están yendo más allá, adoptando programas conjuntos con las escuelas de diseño.

¿Puede aprenderse la creatividad? Por supuesto. Pero más que un nuevo corpus de material, lo esencial es un cambio de actitud y de enfoque.

En este post seleccionamos algunas de las universidades y escuelas de negocios que han incorporado la creatividad en sus enseñanzas, tanto fuera de España como en nuestro país, donde ya existen varias iniciativas consolidadas.

En el mundo

  • D-school Hasso Plattner Institute of Design, en la Standford University, fue creada por el profesor de ingeniería David Kelly, el mundialmente aclamado impulsor de la consultora IDEO. Allí, los estudiantes aprenden haciendo, a través de proyectos reales. Su metodología de innovación anima a los estudiantes a reunir información, prototipar, identificar aquello que funciona, y comenzar de nuevo otra vez para lograr la mejor idea. Ofrece programas basados en Design Thinking para el desarrollo de una cultura creativa e innovadora en las organizaciones.
  • Kaos Pilot es una escuela internacional de emprendimiento creativo, ubicada en Aarhus (Dinamarca) desde 1991, que se ha convertido en todo un referente internacional en innovación social. Se define como un híbrido entre escuela de negocios y de diseño que, durante más de 20 años, ha formado a emprendedores, agentes del cambio y líderes con una mirada creativa y una mentalidad global. También se trabaja en proyectos, con una filosofía educativa basada en cuatro pilares: experimentación, exploración, experiencia y empresa. Kaos Pilot funciona también como una consultora en innovación.
  • Team Academy – Tiimiakatemia (TA) fue creada en 1993 por Johannes Partanen dentro de la Jyväskylä University of Applied Sciences, en Finlandia. Basada en las teorías de Kolb sobre aprendizaje basado en experiencias, tuneadas por Partanen, los más de 500 estudiantes que se han graduado en TA han aprendido usando seis herramientas: el modelo cooperativo para crear sus propias empresas-equipo, coaching de grupo en lugar de lecciones, proyectos y clientes reales, lecturas, viajes y diálogo socrático. Según sus datos, el 37% de su alumnado lanza su propio negocio al graduarse.
  • Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT). Quizá la mejor forma de entender su filosofía es a través de la visión del graduado que tienen en el MIT: Estudiantes que reúnen los más altos estándares de excelencia académica y que son capaces de tener una visión global, comprender  la técnica en su contexto, establecer conexiones entre diferentes materias, trabajar colaborativamente, comunicar efectivamente, pensar de manera crítica y analítica, pensar y diseñar creativamente, lidiar con la incertidumbre y la complejidad, y cultivar valores humanos. Su Media Lab, por ejemplo, se ha convertido en un centro donde se desarrollan proyectos que convergen entre la tecnología, el mundo multimedia y el diseño. Con mantras como déjate llevar por tu pasión y diviértete en tu trabajo, su objetivo consiste en estimular la innovación y enseñar a las organizaciones a pensar de un modo original para que lleguen a convertirse en visionarias.
  • Rotman School of Management de la Universidad de Toronto (Canadá) explica con claridad en el siguiente vídeo cuales son sus metodologías: Integrative Thinking y Business Design para crear soluciones creativas.

En España

  • Escuela de Organización Industrial (EOI). Fue la pionera española, al incorporar en 2009 el módulo Innovación Aplicada a su MBA. “El individuo por encima de la técnica será el protagonista, de ahí que entrenar su pensamiento en la creatividad y la innovación le permitirá aportar nuevas soluciones a los problemas actuales de nuestro entorno económico”, explican en su web. En EOI trabajan la cultura del prototipado desarrollando todas las fases que convierten la idea en un negocio aplicando nuevas técnicas de Design Thinking que permiten afrontar de forma creativa las necesidades del cliente.
  • IED Madrid Centro Superior de Diseño. Su slogan lo dice todo: “La Universidad de la creatividad”. Es un centro privado de enseñanzas artísticas superiores de diseño y con trece sedes entre Italia, España y Brasil. Creatividad, innovación, multiculturalidad y proyección laboral son las claves de su formación. Entre los programas más novedosos, está el Master of Strategic Design Labs, orientado a formar personas capaces de configurar una visión estratégica, aprender una nueva forma de mirar y pensar desde el diseño.
  • Mondragón Team Academy (MTA) y TeamLabs, vinculados a la finlandesa Tiimiakatemia, han extendido su metodología a los grados (LEINN) y máster (MINN) que imparten en Irún, Oñati, Bilbao, Madrid, Amsterdam y Barcelona.
Comparte!