Apenas unos días después de publicar nuestro post con la primera entrega de una serie sobre la financiación alternativa para la innovación, dedicada al crowdfunding, el Ejecutivo de Mariano Rajoy anunció que prepara un anteproyecto de ley para regularlo, y los rumores de que limitará su uso se han disparado. Algunas plataformas han suspendido cautelarmente sus operaciones, pero, hasta saber cómo será exactamente la normativa, en Repensadores continuamos analizando otras fórmulas de financiación. Hoy, toca banca ética.

Detrás de este término, está la idea de que la economía está al servicio de las personas, y no al revés. De forma general, el concepto de banca ética se identifica con una entidad que realiza operaciones transparentes, de acuerdo a unos valores compartidos con las personas y entidades que participan en ella, con el fin de transformar la sociedad. En la práctica, entendemos por banca ética el conjunto de entidades financieras cuyos productos no están condicionados exclusivamente al criterio del máximo beneficio y la especulación. Invierten en economía real y, en algunos casos, hasta cuentan con una estructura interna basada en la participación cooperativa.

En Triodos, explican su filosofía en un vídeo de un minuto.

Dos rasgos, por tanto, definen a la banca ética:

  • financia, de forma exclusiva, iniciativas con un impacto social positivo. Sus créditos, préstamos, avales y anticipos se orientan exclusivamente a la financiación de empresas que contribuyan al desarrollo sostenible y aporten un valor añadido medioambiental. La banca alternativa fomenta un acceso más universal a la financiación en condiciones dignas, al dirigirse a aquellos prestatarios que, por su perfil de riesgo crediticio o por su escasa rentabilidad, serían descartados por la financiación bancaria tradicional.
  • la transparencia es su característica más sobresaliente: que la gente conozca en todo momento qué se está haciendo con su dinero. El compromiso social de la banca alternativa conlleva una obligación informativa continua y exacta a sus clientes con cifras, inversión realizada, seguimiento de los proyectos y los principales logros sociales alcanzados.

Paralelamente, estos organismos excluyen de sus operaciones a las empresas y organizaciones que dañen al medio ambiente o la sociedad, como las fábricas de armas, las tabacaleras, las compañías que recurren al trabajo infantil o colaboran con gobiernos opresivos, por citar algún ejemplo.

Esta filosofía solidaria y comprometida no impide que la banca ética financie sólo aquellas propuestas viables en términos económicos y que opere con las mismas garantías y requisitos exigidos por el Banco de España al resto de entidades financieras.

El ejemplo internacional más claro de banca ética es Grameen Bank en Blangladesh, cuyo promotor, Muhammad Yunus, el banquero de los pobres, recibió el Premio Nobel de la Paz en 2006. Grameen Bank nació en 1976 con el objetivo de proporcionar microcréditos a los menos favorecidos de la región, a quienes ofrece también apoyo y seguimiento de los proyectos financiados.

Como dato, en 2012 la banca ética aumentó un 60% sus depósitos en España, hasta alcanzar los 915 millones de euros, según el Barómetro de las Finanzas Éticas realizado por Financiación Ética y Solidaria (Fets). Los préstamos concedidos crecieron casi un 20% hasta sobrepasar los 719 millones de euros. El mismo informe señala que la morosidad de la banca ética se mantiene “sensiblemente inferior” a la del conjunto del sistema financiero español.

Las fórmulas de banca ética no son uniformes: hay entidades especializadas en la microfinanciación en países del Tercer Mundo, otras se dedican únicamente a la financiación de iniciativas del ámbito social, medioambiental o cultural, y pequeñas entidades que microfinancian a emprendedores y proyectos en su territorio más cercano.

En España, las principales entidades éticas son Coop 57, Fiare, Oikocredit y Triodos Bank.

Coop57

Como ellos mismos se definen, Coop57 es “una cooperativa de servicios que destina sus recursos a dar préstamos a proyectos de economía social que promuevan la ocupación, fomenten el cooperativismo, el asociacionismo y la solidaridad en general, y favorezcan la sostenibilidad sobre la base de principios éticos y solidarios”.

“En Coop57 decidimos dónde va nuestro dinero. Las personas y las entidades que depositamos nuestros ahorros en Coop57 participamos en la determinación de los principios y criterios de inversión y en la gestión de los recursos. Gestionamos nuestros recursos con criterios democráticos y de transparencia”, explican en su web. Constituida en 1976 por trabajadores de la Editorial Bruguera para mantener sus puestos de trabajo, Coop57 únicamente ofrece servicios financieros a sus socios, es decir, a entidades de la economía social y solidaria (cooperativas, asociaciones, fundaciones, empresas de inserción, movimientos sociales, ONG, etc.).

Triodos Bank

En España, Triodos Banck cerró el ejercicio 2013 con 150.000 clientes más que en el año anterior (+41%) y un crecimiento en depósitos de otro 41%, hasta alcanzar los 1.214 millones de euros.

Según su web, “la transparencia es la base del innovador modelo de negocio bancario de Triodos, que combina la rentabilidad social y medioambiental con la rentabilidad financiera. Los clientes que confían sus ahorros a Triodos Bank saben que se destinan a financiar iniciativas novedosas que, además de ser rentables, sirven para beneficiar a las personas y al medio ambiente”.

En España ha llegado a acuerdos con ONGs para el desarrollo de sus productos, como el Ecodepósito (Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO Birdlife y WWF Adena) o la Cuenta Justa (IDEAS, Intermon Oxfam, SETEM), con la Fundación ONCE, así como con agentes sociales de los sectores en los que desarrolla su actividad (energías renovables).

El apoyo no es incondicional y, como cualquier banco, Triodos cobra por el dinero prestado a un tipo de interés similar al de otros bancos. Actualmente tiene 18 oficinas.

En su web es posible localizar en un mapa todos los proyectos financiados por Triodos tanto en España, como en Europa y en el resto del mundo.

Mapa de proyectos financiados por Triodos

Mapa de proyectos financiados por Triodos (Fuente: www.triodos.es)

 

Oikocredit

Ecumenical Development Cooperative Society, cooperativa de crédito creada en 1974 en los Países Bajos y extendida por todo el mundo, está especializada en el desarrollo de proyectos dirigidos a personas desfavorecidas del Tercer Mundo.

Presente en España desde 2000 y con delegaciones en Cataluña, Euskadi y Sevilla, destina íntegramente el dinero de los ahorradores a la compra de acciones de Oikocredit Internacional, que utiliza el dinero para dar créditos a proyectos productivos y a organizaciones locales de países del Sur.  Los proyectos deben estar orientados a grupos menos favorecidos, fomentar la inclusión de la mujer y apoyarse principalmente en una organización cooperativista.

Proyecto Fiare

La Fundación Inversión y Ahorro Responsable (Fiare) nace en 2003, cuando 52 organizaciones del tercer sector y la economía social del País Vasco, entre ellas Cáritas, crearon una cooperativa de crédito de ámbito estatal que funciona bajo criterios de banca ética, utilizando la actividad bancaria para transformar la sociedad e invirtiendo sólo en proyectos sociales, de medio ambiente, culturales, humanitarios y de cooperación internacional.

Hasta ahora agente exclusivo en el territorio español de la Banca Popolare Etica de Italia, en septiembre de 2014 Fiare espera operar como una cooperativa de crédito más, con una primera oficina en Bilbao, según Peru Sasia, su consejero de Banca Ética.

Sus objetivos centrales son:

  • Financiar actividades económicas que tengan un impacto social positivo (empresas y proyectos sociales, medioambientales, culturales y humanitarios) y prestar especial atención en poner los recursos al alcance de las personas más pobres y a las organizaciones que trabajan con y para ellas, tanto en el Norte como en el Sur del Mundo.
  • Ofrecer al ahorrador e inversor responsable la posibilidad de depositar su dinero en este tipo de actividades, conocer su destino y expresar sus intereses.

Según sus propios datos, Fiare cuenta actualmente con más de 33 millones de euros en depósitos contratados, tras un crecimiento cercano al 14% en 2012.

Si quieres saber más sobre finanzas éticas y su manera de operar, el programa Documentos TV analizó a fondo su situación.

Recuerda también que en el libro Creatividad e innovación. Factores clave para la gestión e internacionalización”, escrito por Juan Pastor Bustamante y editado por el Instituto de Comercio Exterior (Icex), encontrarás respuesta a esta y otras muchas cuestiones relacionadas con la innovación y la creatividad.

Comparte!