Basadas el denominado p2p lending (comunidades de crédito entre particulares) han surgido también iniciativas de p2b lending (préstamos persona-empresa) en Estados Unidos o Reino Unido que se han ido extendiendo ya a otros países como España. Pero, ¿qué es el p2p lending? Básicamente, un intercambio de dinero online entre dos personas. Las denominadas también comunidades de crédito entre particulares vinculan a quienes necesiten un crédito con otros que ven una oportunidad de inversión. Y lo hacen a través de Internet.

 

crowdlending

 

Fuente: banktothefuture.com/

 

Tras la crisis financiera y la escasez de liquidez, estos proyectos quieren ocupar el espacio que no están cubriendo los bancos, poniendo en contacto a muchos ahorradores que están buscando nuevas formas de rentabilizar su dinero con gente que necesita financiación. Los primeros obtienen una rentabilidad más ventajosa y los segundos créditos más baratos que en la banca tradicional.

Las plataformas p2p lending eliminan a un gran número de intermediarios financieros, logrando reducir los costes de financiación.

Zopa, en Reino Unido, fue la pionera, y le siguieron Smava, en Alemania, y Lending Club y Prosper, en Estados Unidos. Existe otro modelo, los prestamos sociales, como los que concede Kiva.org, una organización no gubernamental nacida en San Francisco, que permite a los internautas en todo el mundo prestar dinero por medio de microcréditos a personas en países en desarrollo para montar su propio negocio. Escoges el proyecto que quieres financiar (la página ofrece un completo perfil de los candidatos a los créditos, incluida su foto, el tipo de negocio que quieren llevar a cabo y biografía) y haces la donación (la cantidad mínima es de 25 dólares) por medio de tarjeta de crédito o por Paypal vía correo electrónico. Pasado el tiempo, los emprendedores del proyecto escogido te devuelven el importe del microcrédito, aunque sin intereses.

En el caso de las empresas, el crowdlending es una nueva forma de financiación que consiste en que un conjunto de personas presten su dinero directamente a las compañías –normalmente aquellas que llevan varios años operando- a cambio de un tipo de interés. Pasado el tiempo, la empresa devuelve a los inversores particulares el préstamo con los intereses y en las condiciones acordadas a través de una plataforma. Son las plataformas las que se encargan de preseleccionar las empresas que necesitan los fondos, formalizar los préstamos, gestionar los cobros y distribuirlos entre los inversores.

En España, han surgido varias plataformas online como Comunitae, Loanbook, Arboribus o Socios Inversores.

  • Comunitae. “Ni somos un banco… ni falta que nos hace” es su slogan. Aunque inicialmente ofrecía préstamos únicamente entre particulares, ha abierto también su plataforma a la posibilidad de que sus usuarios financien a pymes, sin la necesidad de intervención bancaria.
  • Arboribus. Ha sido la primera plataforma española de crowdlending que cerró una operación de financiación con una empresa, en julio de 2013. Según su web, ya ha formalizado 8 préstamos y cuenta con más de 800 inversores registrados en la plataforma.
  • LoanBook. Fundada en septiembre de 2012, es un marketplace online para la compra y venta de inversiones en créditos a pymes. Su director de Créditos y Riesgo, Eoli Noya, defiende el crowdlending como una herramienta que “permite a las pymes dar la espalda a la dependencia bancaria sino que representa también un activo muy interesante para los inversores que quieren sumarse a las opciones que ofrece este mercado de crédito y que les permite controlar a dónde va su dinero”.
  • Socios Inversores. Nominada a Mejor Startup de España 2013 en el Spain Startup Investor Summitt, Socios Inversores (Inmune Marketing S.L.) nació en 2010. Se define como “una red global (Global Network) de unión entre emprendedores/empresarios que necesitan capital e inversores que buscan participar en proyectos empresariales”. Se trata de una plataforma de equity crowdfunding (los inversores obtienen participaciónes en empresas e ideas empresariales) no de crowdlending.

El crowdlending ha adquirido ya carta de naturaleza en España y es una de las fórmulas de financiación alternativa que el Gobierno se propone regular en la Ley de Fomento de la Financiación Empresarial. Las propias plataformas creen que una normativa daría seguridad y tranquilidad a todas las partes implicadas, evitando el fraude. Otra cosa son los límites a las cantidades invertidas, por lo que han remitido a la Subsecretaría de Economía y Competitividad sus propuestas. Esperemos que sean atendidas.

Puedes leer las anteriores entregas de este blog sobre financiación alternativa, dedicadas al crowdfunding  o la banca ética. También te sugerimos el manual “CxI. Creatividad e innovación. Factores clave para la gestión e internacionalización”, donde encontrarás más recursos útiles sobre innovación.

NOTA: Unos días después de publicarse este post, el equipo de Zank se puso en contacto con nosotros a través de Twitter para darnos a conocer su plataforma p2p ubicada en Valencia.

Y si te ha gustado este post, compártelo.

Comparte!