Estos días hemos celebrado la Semana de Creatividad y la Innovación, una conmemoración promovida por la diseñadora canadiense y experta en creatividad Marci Segal allá por 2005 para hacer más visible esta habilidad y, sobre todo, para concienciar al mundo de que todos somos creativos y que podemos y debemos hacer uso de ella, algo en lo que en Repensadores estamos totalmente de acuerdo. Con este motivo, hemos desempolvado para nuestros lectores un libro excepcional, “Jamming. The art and discipline of business creativity”, de John Kao, rebautizado por The Economist como “Mr. Creativity”. Y lo rescatamos porque, aunque fue escrito en 1996, no ha perdido un ápice de vigencia.

John Kao

John Kao By World Economic Forum from Cologny, Switzerland (John Kao – Open Forum Dubai 2010) [CC-BY-SA-2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0)], via Wikimedia Commons

Para Kao, la creatividad en el mundo de la empresa es una ventaja competitiva. La búsqueda de capital, de materias primas o de nuevas tecnologías como fuentes habituales de ventajas competitivas siguen más o menos intactas, pero hoy en día las empresas persiguen una nueva, “delicada y peligrosa, y absolutamente vital”, según Kao: la ventaja de la creatividad.

Muchos emprendedores y directivos de empresa se han dado cuenta ya y así lo proclaman a los cuatro vientos. Citemos algunos.

“O aprendes a conseguir y cultivar [gente creativa] o te comerán vivo”

Leon Royer, director ejecutivo de Minnesota Mining and Manufacturing Company (3M)

“Gestionar la creatividad es la esencia del trabajo de un CEO”

Lloyd Cotsen, CEO de Neutrogena Corporation

Cada vez más, la nueva aptitud fundamental es la creatividad, esas cosas del hemisferio izquierdo del cerebro que las compañías inteligentes están empleando para generar un sólido crecimiento. El juego está cambiando. Ya no se trata sólo de matemáticas y ciencia. Es creatividad, imaginación y, sobre todo, innovación”

Bloomberg Businessweek

Para los que aún sean escépticos –que los hay- en “Jamming” encontrarán 8 razones que Kao desentraña para explicar por qué esta es la era de la creatividad:

  1. Es a donde las tecnologías de la información nos llevan. La tecnología de la información ha conseguido abolir las tradicionales formas de relación en las empresas y organizaciones, tradicionalmente jerarquizadas, sustituyéndolas por redes flexibles que permiten a las personas comunicarse al instante y de manera más libre. Las tic proporcionan además un considerable volumen de información (pensemos en el fenómeno big data). Pero el mero acceso a los datos no da poder automáticamente. La variable crucial en el proceso de convertir conocimiento en valor es la creatividad. En este escenario, el jugador creativo es aquel que descubre –más rápido, con mayor destreza y más provechosamente que otros- aquellos conflictos que requieren solución, las conexiones ocultas que necesitan ser aprovechadas, los nichos que demandan ser cubiertos, todas esas insólitas (y muy posiblemente también rentables) interrelaciones que surgen en el nuevo mar de datos. Ser creativo para encontrar esos nexos cruzados y hacerlos viables empresarialmente determinará quien gane y quien pierda en el mundo de los negocios.
  2. Es la era del conocimiento. Y en una época que premia el conocimiento, la creatividad (y quien sepa gestionarla) es la habilidad que posibilita transformar una forma de conocimiento en la siguiente.
  3. Las empresas se ven obligadas cada vez más a reinventarse a sí mismas para lograr el crecimiento. El desarrollo a través de la eficiencia, la reestructuración o la reducción de costes tiene un recorrido limitado (España es un buen ejemplo). Y puede ser un desastre para la creatividad, justo lo que se requiere para encontrar nuevas vías de crecimiento. En la situación actual, no hay diques secos donde los capitanes empresariales puedan reconstruir sus barcos. Hay que hacerlo con la embarcación en el mar. Y armado con creatividad.
  4. Los trabajadores se sienten con derecho a empleos creativos y el talento es más móvil que nunca. Aunque sus padres o madres nunca pensaron siquiera en ello, los empleados de hoy en día buscan la oportunidad de hacer un trabajo creativo. Huyen de las restricciones de ciertas empresas y del tedio. “Si yo dirigiera una de las empresas Fortune 500”, dice Kao, “no descansaría hasta conseguir que la energía creativa, el color, la fascinación, el reto, incluso la alegría floreciera por toda la compañía”.
  5. Es la era de creatividad por la nueva primacía del diseño. Las compañías no limitan la aplicación del diseño a productos y servicios, sino que están abordando el diseño de procesos e incluso de la organización al completo. La misma actividad principal de la empresa así como su estructura organizacional son cuestionadas desde una perspectiva de diseño.
  6. Se ha producido un cambio de régimen en el mercado y el cliente es el nuevo jefe. Los consumidores quieren productos –maravillosos y deslumbrantes- que ni siquiera han imaginado, y los quieren ahora. Las empresas que ambicionen crecer deberán concentrarse en explotar su capital creativo, para sacar provecho del estallido mundial de conocimiento y de la habilidad de su equipo para extraer de él pistas que conduzcan a crear productos y servicios innovadores.
  7. En el trasfondo de la competición económica global está la capacidad de los países o territorios para mobilizar ideas, talento y organizaciones creativas, y exprimir la riqueza de la diversidad cultural. Una empresa que ignore el mapa mundial de la creatividad está desdeñando un importante conjunto de consideraciones estratégicas.
  8. La dirección de empresas está transformando su papel desde una función de control a otra de liberación (de la creatividad). Ese es el nuevo enfoque de gestión. Hoy, los objetivos principales de cualquier líder –lo que significa un cambio drástico respecto a la Revolución Industrial- son marcar una dirección, inspirar, escuchar, facilitar y aportar recursos, para que el talento creativo dé resultados.

En el manual “CxI. Creatividad e innovación. Factores clave para la gestión e internacionalización”, encontrarás recursos útiles para que tu empresa sea una de las que hagan de la creatividad su ventaja competitiva.

Y, si te ha gustado este post, compártelo. ¡Gracias!

Comparte!