Los Premios Red Emprendeverde, que reconocen y apoyan las iniciativas de emprendedores que contribuyen al desarrollo de la economía verde y la innovación en este sector, han recibido 265 candidaturas para su segunda edición, la de 2014. Un 40% más que en la anterior. Emprendedores Innovadores fue un programa coproducido entre TVE e IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), que narraba cómo y dónde viven los emprendedores innovadores que trabajan en empresas de bases tecnológicas. Grabaron 26 capítulos en 2012. La Fundación Cotec ha puesto en marcha este año un ciclo de sesiones con jóvenes emprendedores innovadores para que puedan contar públicamente su experiencia.

Pueden sonar a hechos anecdóticos, y es cierto que en parte lo son, pero también ponen en evidencia que en España algunas cosas están cambiando, aunque sea lentamente, y cada vez es más fácil encontrar ejemplos de emprendedores jóvenes cuya idea o proyecto es además innovador.

jóvenes emprendedores e innovadoresEstos casos, quizá aislados aún, contrastan con lo que dicen las estadísticas sobre el carácter emprendedor de la juventud española, que levantaron la voz de alarma social, además de alguna que otra ampolla, y pusieron manos a la obra a muchas instituciones del país para tratar de remediar esta carencia. Y con razón, porque las personas con espíritu y capacidades emprendedoras e innovadoras desempeñan un papel crucial en cualquier economía competitiva, dado que son creadoras de innovación y poderosos motores en el crecimiento de la riqueza y el empleo. La iniciativa emprendedora debe ser una competencia cotidiana y ampliamente extendida entre la población, como el dominio de las tecnologías de la información o el conocimiento de idiomas extranjeros.

El Libro Blanco de la Iniciativa Emprendedora en España (2011)  lo dejaba claro: la opción de montar un negocio por cuenta propia como una posibilidad más de futuro profesional no estaba en la mente de los jóvenes españoles. El 77% de los encuestados para este estudio preferían la estabilidad y el 70% un ingreso fijo a la posibilidad de crear su propia empresa. La mala imagen del autoempleo y el escaso eco que los medios de comunicación dedicaban al emprendimiento frente a otros países tampoco ayudaban a invertir esta tendencia.

No creemos que ahora España sea ya un país emprendedor e innovador. Los procesos de cambio cultural no se producen de la noche a la mañana y habrá que esperar todavía algunos años antes de ver resultados a mayor escala.

Pero vemos brotes verdes en este terreno ¿Jóvenes emprendedores e innovadores? Haberlos, haylos.

El Programa Yuzz “Jóvenes con Ideas”, creado para la promoción del talento y el espíritu emprendedor, dirigido a jóvenes con edades comprendidas entre los 18 y los 31 años con ideas innovadoras es una prueba de ello. En su página web cuentan con un apartado titulado “Fueron Yuzz”, con todos aquellos jóvenes emprendedores que participaron en Yuzz, convirtieron su idea en un proyecto real y ahora están presentes en el mundo empresarial. Hemos podido contar 74.

Ninguno de ellos lo habrá tenido fácil, porque a los obstáculos habituales en la vida de un emprendedor innovador (falta de equipo, escasa ayuda, dificultades de financiación, altibajos emocionales, etc…) se suma la juventud. “No nos tomaban en serio”, “A menudo me dicen: ‘consúltalo con tu jefe´”, “Cuando empecé, no tenía ni edad para pedir una subvención”, “Os falta formación y experiencia”, son frases que habrán oído en algún momento de su recorrido.

Nuestra confianza en que el cambio hacia una mayor cultura emprendedora en este país ha comenzado, nos ha animado a participar en una iniciativa que esperamos que se extienda como la espuma: EmprendeKIDS, un programa educativo para el fomento de la cultura emprendedora, de ámbito nacional, dirigido a niños y jóvenes de 9 a 16 años. Será en Cantabria la próxima semana y Repensadores estará allí en la figura de su CEO, Juan Pastor Bustamante. Porque esos futuros emprendedores innovadores “lo valen” y porque, como dice el lema de EmprendeKIDS, a emprender se aprende emprendiendo.

Y, si te ha gustado este post, compártelo. ¡Gracias!

Comparte!