Publicamos un segundo post con la relación de las siete técnicas de creatividad que consideramos más extendidas y más adecuadas para las pequeñas y medianas empresas. En el post anterior nos referimos a las analogías, el brainstorming, el brainwriting y los mapas mentales. Hoy trataremos las siguientes: PO provocación, relaciones forzadas (palabra al azar) y SCAMPER.

7 técnicas de creatividad

5. PO, Provocación

La técnica de la provocación forma parte de la obra magistral del maltés Edward de Bono, el padre del pensamiento lateral. Para algunos no es estrictamente una técnica para estimular la creatividad, sino un elemento al que puede recurrirse en la fase creativa de cualquier otro método.

La técnica se aplica mediante la expresión de frases o ideas tontas (provocaciones), en donde algo que se asume como cierto no lo es. La frase debe ser realmente estúpida para colocar a la mente en estado de shock, como si recibiera una sacudida eléctrica que la saca del pensamiento preestablecido.

Una vez que hayamos pronunciado la declaración provocativa, el juicio de valor se suspende y la declaración se utiliza para producir ideas. Las provocaciones constituyen puntos de partida originales para el pensamiento creativo.

6. Relaciones forzadas (palabra al azar)

Consiste en comparar un problema con algo que tenga muy poco o nada en común con él y, como resultado, producir nuevas ideas. Así, se puede forzar una relación entre casi cualquier par de cosas para provocar una idea totalmente nueva o una solución a un problema.

Se trata de buscar una palabra o concepto al azar (por ejemplo, abriendo el diccionario por cualquier página y eligiendo una palabra cualquiera) y encontrar después aplicaciones para nuestro producto, servicio o empresa. Su efectividad nace de un axioma sencillo: combinar lo conocido con lo desconocido fuerza una nueva perspectiva.

7. SCAMPER

SCAMPER es un término mnemotécnico (en español la palabra se traduce como “corretear, “deambular”) ideado por Bob Eberle adaptando y reestructurando una lista de verificación verbal que había creado anteriormente Alex F. Osborn.

S – Sustituir (Substitute)
C – Combinar (Combine)
A – Adaptar (Adapt)
M – Modificar (Modify)
P – Buscar otros usos (Put on other uses)
E – Eliminar (Eliminate)
R – Cambiar la forma (Rearrange)

En SCAMPER podría ser considerada como una herramienta integradora de diferentes técnicas, convirtiéndola en una de las más completas y eficaces, especialmente en la etapa divergente de producción de ideas.

En la práctica, la técnica consiste simplemente en preguntarse qué es lo que se puede sustituir, combinar, adaptar, modificar, utilizar para otros usos, eliminar o reordenar cuando se trata de mejorar un producto o servicio o dar respuesta a un problema.

Si quieres aprender más de estas técnicas, encontrarás más detalles en “CxI. Creatividad e innovación. Factores clave para la gestión e internacionalización”.

Y si te ha gustado este post, ¡compártelo! ¡Gracias!

Comparte!