Las producciones de la factoría Pixar Animation Studios (Toy Story, Bichos, Wall-E, Los Increíbles, Cars y otras muchas) despiertan admiración entre cinéfilos y han hecho disfrutar a niños y mayores. Son películas que, para los críticos especializados, han redefinido el arte popular del siglo el XX. Han sido capaces de convertir la animación en algo más que un entretenimiento para niños. El libro Creativity S.A.”, escrito por uno de sus fundadores, Ed Catmull, hoy presidente de la compañía, introduce al lector en el ecosistema y centro de ideas Pixar, en su manera de trabajar. La obra es una lectura obligada para los amantes de la animación y el cine, pero va mucho más allá. Es también un manual imprescindible para cualquier persona que quiera fomentar la creatividad, la innovación y la resolución de problemas en su entorno. Catmull, en las últimas páginas de la obra, da más de una treintena de principios que han servido a Pixar para lograr su “cultura saludablemente creativa”. Hemos seleccionado 12 de ellos, 12 ideas de Pixar para gestionar una cultura creativa.

  1. “Cuando tenga que contratar personal, facilítele el potencial para crecer más allá de su actual nivel de competencias. Lo que sean capaces de hacer en el futuro es más importante que lo que puedan hacer hoy”
  2. Si hay gente en su organización que cree no ser libre para sugerir ideas, usted sale perdiendo. No descarte las ideas que provienen de fuentes inesperadas. La inspiración puede venir, y lo hace, de cualquier parte”
  3. “No basta con estar abierto a las ideas de los demás. Aprovechar el talento colectivo de la gente con la que se trabaja es un proceso activo y continuo
  4. “Si en una organización existe el miedo, se debe a algún motivo; nuestra tarea es (a) averiguar qué lo está provocando, (b) comprenderlo y (c) tratar de erradicarlo”
  5. “Si se dice más la verdad en los pasillos que en las reuniones, usted tiene un problema”
  6. “Compartir problemas es un acto de inclusión que hace sentir a los empleados parte de la empresa”
  7. El cambio y la incertidumbre son parte de la vida. Nuestra tarea no consiste en oponernos a ellos sino crear la capacidad de recuperarnos cuando se producen eventos inesperados. Si no trata de descubrir lo que está oculto y comprender su naturaleza, no estará capacitado para liderar”
  8. El fracaso no es un mal necesario. De hecho, no es en absoluto un mal. Es la consecuencia necesaria de hacer algo nuevo”
  9. “Tener confianza no significa creer que alguien no vaya a pifiarla; significa que confías en la gente aunque lo haga”
  10. “Abordar problemas excepcionalmente graves nos obliga a pensar de forma diferente”
  11. Nuestro trabajo como ejecutivos de un entorno creativo es proteger las nuevas ideas de aquellos que no comprenden que para que surja la grandeza debe haber fases más mediocres. Proteja el futuro, no el pasado”
  12. “No siempre hay que lamentar las nuevas crisis; ponen a prueba y revelan los valores de la empresa. El proceso de resolver los problemas a menudo vincula a la gente y mantiene la cultura en el presente”

Son 33 principios que contravienen los parámetros convencionales de productividad de la mayoría de las empresas, pero juntos constituyen una lección maestra de liderazgo creativo, de cómo gestionar una cultura creativa en las organizaciones.

Si te gusta este post, ¡compártelo! ¡Gracias!

Ilustración: Elaboración propia a partir de Thomas Hawk/Flickr (CC BY-NC 2.0)

Comparte!