Desde hace muchos años he estudiado y trabajado para que la creatividad entrara en el mundo de las organizaciones empresariales. He sido uno entre los muchos que, por todo el mundo, han contribuido y contribuyen a esta labor. Siempre han existido algunos empresarios sensibles a la creatividad y que se han preocupado por estimularla dentro de sus organizaciones, pero en porcentaje eran pocos.

revista creatividad y sociedad

En cambio, la palabra innovación ha tenido mucho más calado en el mundo de las organizaciones. Es difícil encontrar algún directivo de una empresa competitiva que diga que no le importa en absoluto la innovación. Muchos pensamos que es un término que se está desgastando y que se queda más en los discursos que en los hechos.

Pero en este número* hemos puesto en valor a la creatividad intencionadamente por encima de la innovación, por la sencilla razón que a mucha gente se le escapa en el mundo de la empresa que la creatividad es la capacidad indispensable para generar innovación.

Afortunadamente, desde el inicio de la crisis económica del 2007 el rol de la creatividad en emprendedores de todo el mundo juega un papel central. Ya no hablamos de cómo incorporar la creatividad en las jóvenes empresas; los nuevos empresarios tienen claro que su empresa tiene que ser creativa, da igual del sector que sea, y que ellos son los responsables de que la creatividad forme parte de los valores reales de su organización.

Estamos pasando del empresario o directivo que quería incorporar la creatividad para diferenciarse y vender más al que entiende que él tiene que liderar la creatividad, rodearse de talento creativo y que la creatividad de su organización pueda tener un impacto positivo en la sociedad, el medioambiente y por supuesto en sus finanzas. Es más, encontramos empresarios en distintas partes del mundo que están desarrollando proyectos educativos para el desarrollo de la capacidad creativa en los niños y en los jóvenes: los fundadores de Google con la Singularity University, las Innova Schools del empresario Rodríguez-Pastor en Perú o la Fundación Botín en España.

Comienza una nueva etapa en la que van a ser determinantes las empresas creativas en todos los sectores y es importante que existan espacios de reflexión, exploración e investigación sobre la materia como este. En el número de la revista “Creatividad y sociedad” que saldrá próximamente van a encontrar artículos que abarcan el tema de creatividad y empresa en el sentido más amplio.

* Este texto corresponde al editorial del próximo número de la revista “Creatividad y sociedad”, cuya coordinación ha corrido a cargo del CEO de Repensadores, Juan Pastor Bustamante.

Ilustración: elaboración propia a partir de las portadas de los números anteriores de la revista “Creatividad y sociedad”.

Comparte!