Por qué es tan importante la industria cultural y creativa para cualquier país es una cuestión que ya hemos abordado en este blog. Que contribuye al crecimiento económico, a la creación de empleo y a la calidad de vida no lo cuestiona casi nadie. Pero las industrias creativas y culturales tienen mucho más que que aportar, especialmente en sectores en plena fase de crecimiento, como la economía verde. ¿Qué tienen que ver industrias creativas y sostenibilidad?

industrias creativas y sostenibilidad

La economía verde ha experimentado un gran desarrollo en los últimos 10 ó 15 años. En una sociedad en la que la demanda de productos y servicios más sostenibles es una tendencia al alza, las empresas verdes son una auténtica oportunidad de negocio.

En Repensadores estamos convencidos de que la economía verde puede beneficiarse de la hibridación con la economía creativa. Nuestro CEO, Juan Pastor Bustamante, ya lo avanzaba en 2012:

“La interconexión entre la economía verde y la economía creativa sería sumamente positiva tanto para la competitividad de las empresas de nuestro país como para la marca España. Si es usted un profesional dentro del sector de la economía verde le invito a contar con diseñadores, escenógrafos, comunicadores en el diseño de la experiencia de sus productos y servicios para que sean eficientes, singulares, coherentes y generadores de valor económico, social y ecológico”.

¿Qué ofrecen las industrias creativas a las empresas verdes? Como explicaba Pastor Bustamante en la tribuna publicada en El País,

“en la sociedad que vivimos valoramos la calidad del producto o servicio y lo que lo envuelve: cómo este se presenta e interacciona con el cliente o usuario. Es tan importante el qué se vende como el cómo se vende”.

“Cuando hablamos de un sector como es el de la economía verde hay que trabajar en la conexión y equilibrio entre la tecnología, la ética y la estética. Nadie acepta que una empresa que se dedique al reciclaje pueda perjudicar el medio ambiente o que una empresa de eficiencia energética logre reducir el consumo de energía en una ciudad sustituyendo el mobiliario público por uno antiestético por muy eficiente que sea. Tampoco que para difundir las bondades de un producto se utilicen toneladas de papel mediante cartelería, folletos….”.

De hecho, muchas industrias creativas ofrecen ya soluciones a problemas medioambientales, sociales y económicos con notable éxito. La moda sostenible, el ecoturismo o la industria de la cosmética natural y el bienestar son algunos ejemplos. Estas industrias han sido capaces de situar prácticas empresariales sostenibles en el centro de su actividad, lo que las ha colocado en una posición de ventaja competitiva en sectores ya maduros.

Las industrias creativas están sentando precedentes importantes, en contraposición a sectores menos ágiles y dinámicos de la economía: interpretan y aplican el conocimiento de maneras novedosas, adoptan tecnologías de punta y nuevos modelos de negocio y de cooperación con facilidad, piensan en función de planos internacionales y usan la tecnología para acercarse a sus clientes. Y esa experiencia es trasladable a otros sectores.

Así, si eres una empresa o un profesional que no pertenece a la industria creativa, te proponemos que:

  • Impliques a creativos en tus proyectos relacionados con la sostenibilidad. Plantéales tus mayores retos y recoge los frutos.
  • Trabajes codo con codo con empresas creativas para involucrar creativamente a tus empleados y clientes en sostenibilidad.
  • Selecciones a tus creativos en función de su conocimiento y su desempeño en sostenibilidad.

Otro punto de vista interesante y muy diferente lo hemos encontrado en el informe “The Creative Industries Sustainability Beacon Project Final Report”, publicado por Forum for the Future, una entidad formada por más de 130 organizaciones de todo el mundo que trabaja en pro de la sostenibilidad. Para Forum for the Future, las industrias creativas son parte de la solución a los retos medioambientales y sociales a los que nos enfrentamos.

El estudio plantea que las industrias creativas pueden contribuir al desarrollo sostenible:

  • Trabajando para reducir el impacto directo de su actividad diaria en el medioambiente.
  • Trabajando para convencer a la sociedad de la importancia de la sostenibilidad. Muchas agencias creativas globales, como Saatchi, Ogilvy, McCann Erickson o Landor, han desarrollado campañas de alto impacto en la opinión pública, ya sea en solitario o por encargo de sus clientes. Además, las industrias creativas tienen un importante área de trabajo ofreciendo servicios que ayuden a transmitir la sostenibilidad a empresas y organizaciones.
  • Trabajando para promover tecnologías e innovación que favorezcan la sostenibilidad. Muchas industrias creativas se han visto sacudidas en los últimos años por tecnologías disruptivas (la música, la industria del libro, el sector del diseño, la comunicación y el marketing) que han dado un vuelco a sus modelos de negocio, transformándolos para siempre. Esta experiencia puede servirles para ayudar a otros sectores a “hacerse más verdes” o para crear sus propias startup sostenibles.

El fundador y director del Forum for the Future, Jonathon Porritt, resume muy bien estos tres escenarios con sus propias palabras:

“Delighting people with new designs for everyday appliances; inspiring them with spiritlifting music; building empathy with brilliant documentaries; ‘selling’ sustainability through viral marketing; fashioning fair-trade clothing; creating a new ‘app’ to help people make better use of public transport – or even their legs: there’s a wealth of ways to mobilise the talents and resources of all the different sectors that make up the Creative Industries”.

Si te ha gustado este post, puedes ayudarnos a difundirlo compartiéndolo en las redes sociales o, también, votándonos para los Premios Bitácoras 2015, en los que participamos en la categoría de Innovación y Sostenibilidad. Las instrucciones para votar las encontrarás en un post anterior.

Ilustración: elaboración propia a partir de The Noun Project / Till Teenck / Gerald Wildmoser.

Comparte!