“Los Laboratorios” son un espacio de participación en las instituciones y en las políticas culturales públicas de la ciudad de Madrid, enfocado al diálogo y trabajo en común entre agentes culturales, responsables municipales y ciudadanía. Promovidos por el Área de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid y Madrid Destino, este año celebraron su tercera edición (20 y 21 de junio), dedicada a trabajar propositivamente sobre el ecosistema de dotaciones culturales de la ciudad y las relaciones de los agentes que lo componen. El CEO de Repensadores y director de la Red de Industrias Creativas, Juan Pastor Bustamante, fue el relator encargado de una de las nueve mesas, en concreto la número ocho, titulada “Economía de la cultura e Industrias Culturales. Modelos económicos y profesionales y necesidades de los distintos  sectores y mercados”. Publicamos hoy en nuestro blog el informe final que recoge lo que allí se debatió.

laboratorios 3 madrid

Boque 1: Datos de la mesa
  • Representante institucional: Julia López Varela (JLV). Madrid Destino
  • Relator: Juan Pastor Bustamante (JPB)
  • Dinamizadores: Juan Pastor Bustamante y Julia López Varela
  • Participantes:
    • Diego Martínez / BBVA
    • Fernando Herrero / Nave Boetticher
    • Belen Viloria / Ashoka
    • Juan Caño / Taller Omnívors
    • Javier Garriz / TEDx Madrid y Hub
    • Manuel García Álvarez / Oficina Europa Creativa
    • Abdur Rahim Qazi / Imagine India
    • Nuria Coco / La Claqueta
    • Laurent Ogel / Praxis
Bloque 2: Descripción del ecosistema

Dado que el tiempo disponible para la mesa imponía ciertas restricciones, la representante institucional y el relator consideramos que se trataba de un tema demasiado amplio y existía la posibilidad de que los asistentes se pudieran perder en generalidades y finalmente no “aterrizaran” las ideas en aspectos más concretos.

En primer lugar, Julia López Varela hizo la presentación de la mesa y su tema principal, desarrolló la descripción, las cuestiones a abordar y los objetivos a partir del documento público compartido previamente, y que se detallan a continuación:

MESA 8

Economía de la Cultura e Industrias Culturales

Tema principal: Modelos económicos y profesionales y necesidades de los distintos  sectores y mercados

Descripción: Vivimos una fuerte corriente de empresarialización y mercantilización de la cultura en todos sus estadios. Es necesario reflexionar sobre el porqué de esta cuestión (debilitamiento de la idea de la cultura como derecho frente a la de consumo cultural, industrialización y globalización del mercado cultural bajo el paradigma de las industrias culturales y creativas o ICC, privatización de los servicios públicos culturales…), para plantear posibilidades en las que las dimensiones cultural, social y económica de la producción cultural estén más equilibradas.

A la vez, es evidente que la cultura está considerada un nuevo ámbito de oportunidad en lo referido a empleo, economía e innovación, tanto de manera directa como indirecta; por lo que resulta fundamental abordar esta cuestión de manera estructurada, si realmente queremos que aporte valor, tanto a los propios agentes culturales como al resto de la sociedad, y no sea algo meramente instrumental y cortoplacista.

Cuestiones a abordar: Modelos de emprendimiento cultural; economía de la cultura; cadena de valor y especificidades sectoriales (atendiendo tanto a cuestiones de sectorialización -artes, industrias culturales, industrias creativas-, así como de dimensión o de situación de madurez o emergencia); tipos de apoyo -en los casos pertinentes-, a la profesionalización, empresarialización, crecimiento e internacionalización, en relación con el Área de Economía y Hacienda; relación de la cultura con otros ámbitos de innovación y sectores productivos.

Objetivos: Se trata de llevar a cabo una primera aproximación al ecosistema de la economía de la cultura y las industrias culturales y creativas en Madrid; así como de identificar a los diferentes agentes competenciales implicados en su desarrollo (tanto dependientes del Ayuntamiento como de otro tipo); y señalar las principales cuestiones a abordar a corto, medio y largo plazo.
Posteriormente cada uno de los asistentes se presentó brevemente.

Al comienzo de la mesa alguno de los asistentes cuestionó la amplitud del tema de Economía de la Cultura, y señaló que previamente debería acotarse y definirse qué era Economía de la Cultura. Se habló sobre la extensión del concepto de cultura, que abarca otros muchos ámbitos más allá del sector cultural, como puedan ser la ciencia, la educación, la sanidad, etc.

Se acordó con los participantes centrar la mesa en una temática más acotada para el tiempo de que disponíamos y se eligió restringirla únicamente a tratar sobre la industria cultural y creativa.

Por otro lado, decidimos hablar de organizaciones y no de empresas, ya que en la mesa había representadas asociaciones, instituciones públicas y empresas privadas. El término empresa era excluyente para muchas y la palabra organización, ya sea con ánimo de lucro o sin él, abarcaba a todos. Tanto la representante institucional como el relator teníamos claro que esta mesa era una primera aproximación a un tema que necesita mucho más debate y reflexión, y así lo compartimos con los participantes.

Aunque dentro de la metodología se nos proponía trabajar primero sobre las debilidades y luego abordar las oportunidades, decidimos dar prioridad a las oportunidades ya que pensamos que era una aproximación mucho más constructiva para la mesa.

Dentro de las oportunidades y debilidades optamos por aplicar la técnica de la lluvia de ideas, de modo que cada participante pudo hacer sus aportaciones, que intentamos concretar mediante post it que íbamos poniendo sobre un lienzo.

A continuación, agrupamos las ideas que trataban temáticas parecidas o relacionadas bajo un titular. De esta agrupación u ordenación, JLV y JPB percibimos que había algún tema que podría entenderse a la vez como oportunidad y debilidad. A continuación exponemos el resultado de este trabajo de detección de oportunidades y debilidades:

Oportunidades
  • Impulsar el papel del Ayuntamiento como mediador en la relación con el sector privado. Queda mucho por hacer en la industria cultural y creativa de la ciudad de Madrid y su Ayuntamiento puede jugar un papel determinante como mediador en el desarrollo del sector. A la hora de proponer cómo hacerlo surgieron ideas tales como: actuando como mediador con el Gobierno central para tener una Ley de Mecenazgo que sirva de impulso al sector; en la gestión de espacios públicos y privados para que puedan tener facilidades las organizaciones del sector cultural y creativo en el desarrollo de sus iniciativas; desarrollando una labor pedagógica con empresas de otros sectores para que entiendan los beneficios de apoyar a la industria cultural y creativa en la ciudad de Madrid; conectando la actividad cultural del centro y la periferia de la ciudad para que se visualicen las ICC en otras zonas de la urbe no tan céntricas; e interconectando distintas áreas de gobierno para tener una estrategia común en ICC, como por ejemplo Economía y Hacienda.
  • Optimizar el tejido de infraestructuras culturales ya existentes. Se considera que ya es suficiente la cantidad y calidad de las infraestructuras culturales. No hay que crear ninguna más, sino que hay una oportunidad en optimizar las que existen. En la mesa el representante de Imagine India expuso su caso concreto en la línea de optimizar infraestructuras existentes. Manifestó que si pudiera contar para su festival con salas que ya pertenecen al ayuntamiento ubicadas en Matadero y Conde Duque podría conseguir que su festival tuviera mucha más proyección y repercusión. Existen más iniciativas en la ciudad para sacar mayor partido a lo que ya hay.
  • Explorar la conexión del sector creativo-cultural con otros sectores como el turístico o el tecnológico. Existen muchas oportunidades en iniciativas de turismo cultural o digitalización de empresas de la industria cultural y creativa por parte de empresas del sector tecnológico. Es necesario crear espacios de encuentro entre distintos las organizaciones y profesionales de estos sectores. Las distintas áreas de gobierno del Ayuntamiento podrían realizar un papel de mediador, conector y ayudar a crear las condiciones para que florezcan iniciativas de estas conexiones intersectoriales.
  • Incorporar lógicas del triple balance dentro del sector de las ICC, donde no sólo tenga valor para una organización el balance económico sino también el balance social y el balance ecológico.
  • Aprender de las buenas prácticas que existen en otras ciudades del mundo en este campo y estudiar si alguna se puede desarrollar en la ciudad de Madrid.
  • Impulsar el crecimiento y profesionalización de las organizaciones del sector. Hay un excesivo número de microiniciativas. La formación en gestión y la creación de alianzas son oportunidades para que estas organizaciones puedan crecer, ampliar su campo de acción e internacionalizarse.
Oportunidades y debilidades

Como comentábamos anteriormente, se identificaron ideas que podrían ser vistas como oportunidad y como debilidad al mismo tiempo. Estas serían:

  • Optimizar recursos. Potenciar la coordinación entre las organizaciones del sector de las ICC con el Ayuntamiento de Madrid para optimizar recursos económicos, infraestructuras y recursos humanos. Se entiende que es una debilidad porque no se hace, pero que si se llegara a realizar sería una gran oportunidad para el sector y la ciudad. El Ayuntamiento puede hacer mucho en materia de coordinación para que esta optimización sea posible.
  • Existencia de prejuicios. Se perciben prejuicios desde empresas de otros sectores (banca, infraestructuras, alimentación, automoción..) para apoyar iniciativas del sector cultural y creativo. También se constata que desde el propio sector hay prejuicios a la hora de hacer proyectos conjuntos o patrocinados por empresas. Estos prejuicios es posible que se basen en el desconocimiento y aquí hay otra oportunidad para el Ayuntamiento de Madrid en ese papel de mediador: crear espacios de encuentro, de conocimiento mutuo y ayudar a entender a empresas de otros sectores el valor del sector creativo cultural.
Debilidades

Respecto a las debilidades se obtuvieron las siguientes:

  • Falta de colaboración entre los distintos niveles de la Administración (local, autonómica, estatal). Se traslada una sensación de competitividad que se traduce en solapamiento de acciones, falta de optimización de recursos y carencia de una estrategia coordinada para el desarrollo del sector. También se percibe que esta ausencia de cooperación se da entre las empresas y asociaciones del sector. Se manifiesta que hay mucho individualismo y poca cooperación.
  • Falta de formación en gestión de organizaciones y empresarial. Hay poca profesionalización en este ámbito. El desconocimiento en gestión de organizaciones y empresarial repercute en la sostenibilidad económica de las iniciativas que pueden ser muy poderosas desde el punto de vista creativo, pero si no son sostenibles acaban en la precarización o desapareciendo. Esta formación empresarial ayuda a que las organizaciones puedan tener clara su propuesta de valor y su modelo de negocio y sostenibilidad.
  • Dificultad de acceso a empresas y ayudas. Existe la sensación de que es muy complicado el acceso a las empresas privadas para que puedan apoyar proyectos dentro de las ICC y se percibe más dificultad cuando se trata de una asociación. Otro obstáculo añadido y destacable, en este caso de tipo burocrático, se da al tratar de acceder a las ayudas de las Administraciones públicas y en especial a las ayudas europeas. Los participantes se refieren también a la dificultad para acceder a financiación privada por el desconocimiento de las ICC y el problema que supone la valoración, en muchos casos, de intangibles.
  • Marco institucional y legal muy poco flexible. Todo lo que tiene que ver con la Administración se ve como algo engorroso, complicado, poco flexible. La impresión que se tiene es de amiguismo y esta imagen aleja a las organizaciones de su relación con las Administraciones públicas, lo que repercute negativamente en el sector de las ICC.

Al acabar esta dinámica se plantea a los asistentes un ejercicio al que pusimos como encabezado la siguiente cuestión: “En un mundo ideal, ¿cómo sería el Ayuntamiento en el área de gobierno de cultura?”.

A los participantes se les pide que hagan una reflexión individual y luego que la puedan compartir. Repetimos la misma dinámica que en la lluvia de ideas. Se transmiten las ideas individuales e intentamos agruparlas para sacar conceptos paraguas o clave.

Finalmente se extraen cuatro conceptos que definirían a ese área de cultura del ayuntamiento en un mundo ideal:

  • Conocedora del tejido de actores que conforma el sector. Que implemente y conozca el mapa del sector donde aparezcan tanto las grandes como pequeñas iniciativas. También se apuntan las iniciativas visibles e invisibles para el Ayuntamiento.
  • Mediadora. Esta idea sale de forma recurrente durante toda la mesa. El Ayuntamiento media entre los creadores y las organizaciones del sector creativo; con otras Administraciones y con empresas de otros sectores con el fin de contribuir al desarrollo del sector en la ciudad.
  • Abierta a todo tipo de iniciativas promovidas tanto por organizaciones estructuradas como iniciativas por parte de los propios vecinos o colectivos. Incluso el Ayuntamiento puede ayudar a dar forma a esas iniciativas de vecinos o pequeños colectivos que son amateur en gestión de proyectos, mediante un asesoramiento que permita analizar su viabilidad y apoyar a aquellas que sean realizables.
  • Conectora cultural de las iniciativas y organizaciones del sector de las ICC en la ciudad de Madrid con otras ciudades en España y en el mundo, prestando especial atención a iniciativas en América Latina.

Para finalizar la sesión nos planteamos definir ideas y líneas de acción concretas, a partir de la base de todo lo trabajado durante la tarde, para que se pudieran plantear al Ayuntamiento y también compartir con la ciudadanía.

Los participantes fueron divididos en 4 grupos, dos de ellos trabajaron sobre ideas para implementar en un periodo de uno y tres años y los otros dos desarrollaron propuestas para ejecutar en el plazo de 3 y 5 años. Nuestro objetivo era abordar tanto el corto plazo como el medio plazo y del trabajo de los distintos grupos destacamos ideas o líneas de acción en estos dos escenarios.

Líneas de acción para un periodo de 1 y 3 años

1 año

  • Ley de Mecenazgo. El Ayuntamiento de Madrid abre un espacio de análisis sobre la Ley de Mecenazgo. Establece contactos con otras Administraciones para hacer un planteamiento común que pueda presentarse al Gobierno de España.
  • Continuidad de los laboratorios en materia cultural.

3 años

  • Ley de Subvenciones. Desarrollar una Ley de Subvenciones que permita disminuir burocracia, agilizar trámites, facilitar las condiciones de acceso…
  • Fomentar espacios de encuentro entre financiadores privados y públicos para que las organizaciones del sector puedan presentar sus iniciativas mediante foros de inversión y/o patrocinio.

Líneas de acción para un periodo de 3 y 5 años

  • Creación de una Oficina de Cultura Abierta que active foros culturales por distritos y que pueda incluir una figura de mediador de calle que permita identificar iniciativas y activadores culturales. Esta figura de mediador sería un interlocutor directo con el Ayuntamiento, con capacidad de decisión, que estaría ubicado en cada distrito y en la oficina de cultura abierta. Además, esta Oficina de Cultura Abierta puede consolidar un modelo de relación entre el Ayuntamiento y el tejido cultural participativo. Se trata de hacer más flexible y accesible el modelo existente.
  • Madrid Capital Mundial del Diseño. Promover la selección de Madrid como Capital Mundial del Diseño. La capitalidad mundial del diseño es una iniciativa ya existente. Se trata de promover la candidatura de Madrid con un planteamiento del diseño como estrategia e innovación para soluciones ciudadanas. Trasladar una imagen del diseño como transformador social y comunitario. En la ciudad de Madrid existen bastantes organizaciones que trabajan el diseño desde un enfoque estratégico. Se trataría que este evento se diera en toda la ciudad tanto en el centro como en la periferia. También mostrar cómo el diseño dialoga con otras disciplinas como la arquitectura, lo audiovisual, la tecnología… para conseguir esta transformación de la ciudad.
Bloque 3 : Contexto, formato y marco general
  1. Clima de la mesa y datos reseñables colaterales: ¿Qué aspectos destacarías como muy positivos del trabajo de tu grupo? ¿Cuáles crees que son mejorables? ¿Cómo has visto el clima de la mesa? ¿Había interés por enfocar la tarea o por discurrir por otras temáticas? ¿Se ha trabajado con tensión?

Pese a que el grupo estaba formado por personas que no se conocían y que venían de realidades distintas, el clima de trabajo fue muy positivo. Todos los participantes acudieron con una actitud constructiva y generosa, aportando ideas con el objetivo de la mejora de la industria cultural y creativa en la ciudad de Madrid. Fue una muestra en la que había personas de gran empresa, de Administraciones públicas local y nacional, de asociaciones, de colectivos y del mundo de la empresa y el emprendimiento social.

Como se ha comentado anteriormente, abordar el tema de la economía de la cultura y la industria cultural y creativa en general era inabarcable para el tiempo que de que disponíamos. Por ello, fue necesario acotarlo en las ICC, aunque como se ha manifestado, esto solo puede ser una primera aproximación. Hubo momentos de debate, pero eso hizo más rico el proceso de trabajo.

2. Formato: ¿Ha sido válido el formato de estos laboratorios? ¿Se ha explicado bien la tarea? ¿Alguna aportación a la metodología, al cuidado del taller, a su comunicación, convocatoria, horarios, tiempos?

Es importante trasladar claramente en la devolución a los ciudadanos, el segundo día, la dinámica y los distintos roles (relator, representante institucional, participantes). Creo que había gente del público que pensaba que los relatores estábamos dando nuestra opinión como expertos o una miniconferencia.

Es importante poner más en valor a los participantes, quizá comunicando sus nombres el día de la devolución y no solo la foto del grupo. Es complicado, pero se podría trabajar con formatos más multitudinarios en cada mesa. Siempre hay colectivos que no están o no se sienten representados.

Es un acierto la participación del representante institucional y el tándem de este con el relator, en el caso de esta mesa, el trabajo de Juan Pastor Bustamante con Julia López Varela.
Por último, destacar la enorme generosidad y ganas de trabajar de los participantes que dedicaron y están dedicando su tiempo para la mejora de la cultura de la ciudad.

3. Marco general: Opinión sobre la propuesta general de los laboratorios. ¿En qué momento político/económico y social llega esta propuesta y cómo la acoge la ciudad?

Los laboratorios es una excelente iniciativa que quizá se tendrían que dar durante toda la legislatura. El reto es que los laboratorios ayuden a materializar iniciativas que se puedan visibilizar en el corto y medio plazo (fin de la legislatura). Quedarse en la palabra y no pasar a la acción sería muy penalizado por la ciudadanía. Por lo que he podido percibir, algunos ciudadanos lo acogen bien esperanza, otros con impaciencia, otros con indiferencia… Lo importante es que sirvan para la transformación de la ciudad y, en el caso de mi mesa, para el desarrollo del sector cultural y creativo que tiene un enorme potencial por desarrollar en la ciudad de Madrid.

Encontrarás más información sobre el desarrollo y los resultados de esta tercera edición de “Los Laboratorios” en el Diario del Ayuntamiento. Con el hashtag #LaboratoriosMadrid, puedes explorar lo que los participantes compartieron en Twitter, y también consultar la documentación gráfica generada.

Comparte!