Según el Global Entrepreneurship Monitor (GEM), sólo el 1,1% de los españoles emprenden en su trabajo (2015). Una cifra pequeña, porque la cultura el intraemprendimiento no está aún muy extendida en las empresas, mucho menos en las grandes. Para esos “soñadores que hacen cosas”, según la expresión de Gifford Pinchot, hemos preparado esta guía para intraemprendedores: una serie de consejos para navegar a través de la burocracia organizacional y llevar su proyecto a buen puerto.

guía para intraemprendedores

GEM entiende el intraemprendimiento como:

aquella actividad emprendedora que llevan a cabo los empleados emprendedores en el interior de organizaciones existentes cuando participan activamente y liderando el desarrollo de nuevos productos/servicios, o la creación de nuevas empresas bajo el paraguas de su empleador (spin-offs/spin-outs)”

Pero la última edición de GEM (2015), revela que sólo el 1,1% de la población adulta en España ha participado activamente en la generación y puesta en marcha de iniciativas emprendedoras dentro de las empresas para las que trabajan, un porcentaje muy inferior al de 2011 (2,7%). Una caída (libre según algunas fuentes) que pone de manifiesto una grave pérdida de la capacidad innovadora de las empresas.

captura-de-pantalla-2016-10-13-a-las-17-03-17

En Latinoamérica, según una encuesta a referentes del mundo empresarial realizada por el Fondo Multilateral de Inversiones Banco Interamericano de Desarrollo y publicada en el estudio “Emprendimiento corporativo en América Latina”, muy pocos encuestados consideraron que el nivel de emprendimiento corporativo existente en su país es elevado. De hecho, el 81% lo calificó de medio hacia abajo y algo más de un tercio (34%) como muy bajo o bajo. Uruguay es el país con la percepción más negativa (51% bajo o muy bajo) y Brasil el más optimista respecto a su capacidad de intraemprendimiento.

captura-de-pantalla-2016-10-13-a-las-17-40-39

Como explica Raúl del Pozo, director ejecutivo de Cink Emprende, en un artículo publicado en El Economista,

La cultura de intraemprendimiento es muy joven en la gran empresa: los trabajadores tienen iniciativas en marcha, no tienen tiempo, les gustaría enrolarse pero no tienen tiempo… Y todavía no existen casos de éxito motivadores”

Quizá haya que entender que, como señala Javier Megías, presidente de StartupXplore, los intraemprendedores pueden llegar a resultar incómodos:

Están constantemente cuestionando dogmas y la forma en la que siempre se han hecho las cosas en la organización. Y esto provoca que a menudo tengan confrontaciones”.

Si eres uno de esos elementos “incómodos” en tu empresa u organización, te vendrán bien estos consejos para navegar a través de la burocracia organizacional y llegar a la otra orilla con tu proyecto. Nuestra breve guía para intraemprendedores.

1. Alinea el proyecto con la estrategia de tu empresa

Todo será más fácil si tu proyecto creativo e innovador encaja en la estrategia de desarrollo o crecimiento de tu empresa. Si en tu organización han definido unas prioridades de innovación o disponen de un sistema para detectar y abordar nuevas oportunidades, tenlas en cuenta. Entender y aprovechar esas prioridades harán ver a tus superiores que eres capaz de pensar estratégicamente y no sólo en un proyecto concreto.

Si tu idea casa con una tendencia, un nicho o un campo que la compañía ha identificado como estratégico para ella, tienes un camino recorrido y ese alineamiento te facilitará la tarea posterior de recabar financiación, apoyos para llevarlo a la práctica o un equipo interno que lo impulse.

2. Gánate a un directivo

En muchas ocasiones, el intraemprendedor es un dolor de cabeza para su superior, si tienes empuje y ganas de cambiar las cosas atacas al statu quo de tu superior y de tus compañeros. Puede ayudarte el que tu jefe sea un judoka, es decir, que sepa aprovechar tu fuerza en su favor como hacen los luchadores de judo”

Así lo explicaba Javier Cuervo, cuando era director de Emprendedores en la Escuela de Organización Industrial (EOI).

Ya sea tu inmediato superior u otro ejecutivo senior, su perfil será el de alguien que puede ofrecerte orientación y asesoramiento a medida que vayas necesitando validar tus ideas, si precisas más tiempo para que el equipo trabaje en el proyecto o, si llega el momento de pedir recursos, podrá ayudarte a presentar y defender tu iniciativa.

3. No lo cuentes, demuéstralo

Un equipo innovador procura no sólo hablar de sus ideas, sino obtener pruebas de que apuntan en la dirección correcta. Esas evidencias te dará confianza en tu enfoque para resolver el problema y hará que su proyecto parezca menos arriesgado desde la perspectiva de la persona o personas de la organización responsables de dar el “sí, quiero”.

Es aconsejable utilizar los recursos que se tengan, aunque sean limitados, en prototipar o desarrollar experimentos que demuestren las principales hipótesis. Empieza por pequeñas pruebas y, si es posible, piensa cómo tu idea puede cambiar ciertas métricas y establece un lapso de tiempo para comprobarlo. Eso te dará toda la munición que necesites para defender tu proyecto en un pitching ante la dirección.

4. Usa el lenguaje de la dirección

Muchas organizaciones emplean criterios específicos a la hora de adjudicar financiación a proyectos nuevos. Los buenos intraemprendedores saben qué buscan los directivos de su empresa y adaptan su propuesta para que encaje en esa búsqueda.

Aliarse con las personas conocedoras de cómo opera la organización desde el punto de vista financiero a la hora de repartir recursos y de qué lenguaje utilizar para convencer es una posibilidad que no hay que descartar. No olvides tampoco incluir algún dato sobre el ROI (retorno de la inversión) que obtendría la compañía.

Enfrentarse a toda esta burocracia y trámites internos no suele ser una tarea fácil para los intraemprendedores más apasionados, pero es un paso imprescindible si quieren ver salir adelante sus iniciativas.

¿Has experimentado alguna vez alguna de estas estrategias como intraemprendedor? ¿Tienes algún otro consejo sabio que dar a los que estén en la misma situación? Déjanos un comentario con tus ideas.

Y, si quieres potenciar el intraemprendimiento en tu empresa, contacta con nosotros en info@repensadores.es y te ayudaremos. Consúltanos sin compromiso.

Ilustración: elaboración propia a partir de Flickr / Tobias Mayr (CC BY-NC-SA 2.0).

Comparte!