“Invertir en creatividad y diseño es simplemente un buen negocio”. Eso afirma Mala Sharma, vice presidenta y directora general of Creative Cloud en la empresa de software Adobe.

En Repensadores estamos de acuerdo, y no somos los únicos: según el estudio de Adobe “State of Create: 2016”, cada día son más las personas que valoran la creatividad y el diseño como factores de innovación, competitividad y riqueza económica para las empresas y la sociedad en general. Y también como fuente de felicidad. Como dice el título de este post, invertir en creatividad y diseño es bueno para la salud… y para profesionales y empresas.

invertir en creatividad y diseño

Son legión (según corrobora el estudio de Adobe) los que ven la creatividad como una habilidad que impulsará su carrera y desarrollo profesional.

Es una pena que en el informe sólo se haya encuestado a personas de Alemania, Estados Unidos, Francia, Japón y Reino Unido, por lo que no disponemos de datos de España o de países latinoamericanos.

Mala Sharma, a la que hemos mencionado al principio del post, es clara:

“An investment in creativity and design is simply good business. Creativity and productivity go hand in hand, but investing in creativity isn’t on the agenda for enough of today’s leaders. This survey provides a big wake-up call to businesses that they need to think differently and give employees the tools and freedom to be creative”

Y los beneficios de la creatividad y el diseño se ven tanto a escala empresarial como profesional:

En las empresas

  • La mayor parte de los encuestados cree que aquellas empresas que invierten en creatividad tienen más probabilidades impulsar la innovación (83%), incrementar la productividad de sus empleados (78%), proporcionar una mejor experiencia a sus clientes (78%) y obtener mejores resultados económicos (73%).
  • Respecto al diseño, un 74% está de acuerdo en que es importante para las empresas disponer de buen diseño, y 2 de cada tres encuestados afirma que hoy en día el diseño es más importante que hace cinco años.
  • Casi la mitad paga más por un producto o servicio con buen diseño, y el 59% dice que sería más fiel a una marca con buen diseño.
  • Es interesante destacar también que no existen diferencias sustanciales en cuanto a generaciones al considerar el diseño como un factor clave: un 76% de la generación Z así lo cree, un 73% de los baby boomers, un 74% de la generación X y un 73% de los millenials. Pero sí es cierto que para los jóvenes de 11 a 17 años (generación Z), el diseño cuenta mucho más. Será fundamental ver si esa preferencia se consolida cuando crezcan.
  • Un aspecto llamativo del estudio es que en Japón, sólo un 52% de los encuestados creen que el diseño es importante para las empresas, cuando la propia encuesta apunta al país nipón como el más creativo de todos.

En la vida profesional

  • Una gran mayoría (70%) cree que ser creativo tiene valor para la sociedad, mientras que un 64% opina que también genera impacto en la economía.
  • Pese a que sólo un 4% se describe como creativo, ser creativo mejora la autoestima. Los creativos se ven a sí mismos como más innovadores, más seguros, más felices y con más capacidad de resolver problemas que los que no se autocalifican como creativos.
  • Los creativos, además, ganan un 13% más de media que los no creativos.
  • Y se sienten más cómodos con la tecnología: un 64% de los que se consideran creativos cree que la tecnología les sirve para superar sus limitaciones y para expresar sus ideas.
  • Por edad, los que pertenecen a la generación Z se ven a sí mismos más creativos (55%) que los millennials (47%), la generación X (42%) o los baby boomers (36%).
  • Ser creativo hace de las personas mejores trabajadores (70%), líderes (70%), padres (69%) y estudiantes (69%).

Como país

  • Del informe se extrae que los encuestados asocian creatividad con riqueza en el país: un 82% creen que las naciones que invierten en creatividad son más innovadoras, más competitivas (78%), más productivas (79%) y más felices (76%).
  • Despiertan mucha envidia los resultados de Francia, donde un 90% de los encuestados cree que los países que invierten en creatividad son los más innovadores.
  • Un 76% de los encuestados cree que es clave, como país, desarrollar todo el potencial creativo como herramienta de crecimiento económico.
  • La creatividad debe ser una prioridad del sistema educativo. Por ejemplo, un 84% de los encuestados se manifiesta a favor de que se utilicen herramientas de “learning by doing” o que se fomente la creatividad en la enseñanza (75%), así como habilidades relacionadas con ella (72%).

Son datos optimistas para los que creemos en el poder transformador de la creatividad. ¿Crees que son extrapolables a tu país? ¿Y a tu empresa?

En Repensadores podemos ayudarte a impulsar todo el potencial creativo de tus empleados o colaboradores. Consúltanos en info@repensadores.es y estudiaremos tu caso.

Ilustración: elaboración propia a partir de Flickr / Jacki Gallagher (CC BY-NC 2.0).

 

Comparte!