Todo emprendedor actual habrá oído, antes o después, dos palabras que pueden llegar a obsesionarle en algún momento: elevator pitch.

El elevator pitch es una de las herramientas que trabajamos con los emprendedores que asesoramos o mentorizamos en Repensadores, ayudándoles a elaborar un discurso coherente, conciso, breve y atractivo con el que puedan presentar su proyecto ante clientes y/o inversores, si fuera necesario, o incluso para proveedores, usuarios o periodistas.

Ese mensaje breve que recoge los puntos más atractivos de tu proyecto es un aspecto esencial y requiere cierto esfuerzo por parte del emprendedor. No es fácil, pero tampoco imposible si sigues unas cuantas reglas. Hoy en nuestro post semanal compartimos contigo 20 ideas y 3 consejos para preparar un elevator pitch.

consejos para preparar un elevator pitch

En este post hablamos de ellas, porque en el fondo, la clave es que puedas explicar correctamente y con total claridad en qué consiste tu negocio o a qué se dedica tu empresa en 1 minuto o menos.

Vamos primero con cinco definiciones, procedentes de emprendedores, blogs especializados o incluso cursos de formación, para que puedas elegir aquella que mejor encaje con tu manera de ver tu proyecto.

“Un momento corto con un potencial cliente en el que tengo la oportunidad de impresionarle con un breve discurso para abrirme puertas” [Roberto Espinosa]

 

“El ‘elevator pitch’ es la presentación de tu negocio o empresa a un potencial inversor en breves minutos” [Alejandro Suárez Sánchez-Ocaña]

 

“Esta voz inglesa sirve para denominar a los discursos de presentación de un proyecto de emprendimiento. En realidad, viene de elevator speech (discurso de ascensor), porque se refiere a una charla especialmente breve y concisa que, en teoría, debería durar prácticamente lo mismo que un viaje en ascensor. Este tiempo tiene que bastar al dueño de la idea para convencer a inversores, colaboradores o cualquiera que sea su interlocutor” [StartupExplore]

 

“A slang term used to describe a brief speech that outlines an idea for a product, service or project. The name comes from the notion that the speech should be delivered in the short time period of an elevator ride, usually 20-60 seconds. In the financial world, the speech refers to an entrepreneur’s attempt to convince a venture capitalist that a business idea is worth investing in” [Investopedia]

 

“El elevator pitch es un discurso muy breve cuyo objetivo es despertar el interés por el proyecto y por la persona emprendedora. En un tiempo limitado se debe ser capaz de captar la atención y desvelar los puntos más importantes sobre quién eres, la idea y la necesidad que cubre” [Blog de Yuzz]

Como habrás podido comprobar, hablan de lo mismo, pero con sutiles diferencias, en función de la experiencia o la actividad de cada fuente.

En internet encontrarás muchas más definiciones, así como abundantes posts sobre cómo hacer un elevator pitch (no lo creerás, pero hasta Ivanka Trump ha escrito consejos para preparar un elevator pitch).

Pero en Repensadores nos gustaría hacer nuestra propia selección de 20 características o rasgos que tiene que tener en un elevator pitch, y que plantearemos de forma muy sintética:

  1. Conciso
  2. Impactante
  3. Que muestre entusiasmo
  4. Visual
  5. Que cuente una historia
  6. Personalizado para el público
  7. Orientado a objetivos concretos. Mejor si incluye algún dato.
  8. Que contenga un “gancho”
  9. Que diga algo de ti, que sea personal
  10. Que describa un problema
  11. Y ofrezca una solución
  12. Con una llamada a la acción
  13. Original
  14. En términos fácilmente comprensibles
  15. Haz una pregunta
  16. Firme
  17. Aporta un valor diferencial
  18. Que despierte interés
  19. Que dé que hablar y con un toque humano
  20. Con ejemplos

No hay una fórmula mágica, pero, además estas otras sugerencias te pueden ayudar a la hora de presentarlo:

  • Practica y practica. Frente a familiares y amigos o delante de un espejo. Practica tu elevator pitch hasta que te salga de manera natural. Tú mismo habrás notado cuando acudes a conferencias y eventos si una presentación o un discurso están poco ensayados. Aprendértelo bien te ayudará a controlar los tiempos, transmitir confianza y a ¡superar! los nervios.
  • Adelántate a las preguntas. Un discurso cautivador puede enganchar a tu interlocutor y despertar en él curiosidad. Bien, ese es el objetivo. Pero entonces es muy probable que te haga alguna pregunta. ¿Imaginas qué impresión causarías si te quedas en blanco? Aprovecha los ensayos con gente de tu confianza y pídeles que te hagan preguntas. Después, prepara respuestas con frases directas, simples y claras.
  • Sé creativo. Si tu idea es muy técnica, contar una historia te abrirá el camino ante un auditorio no especializado. No dudes en recurrir al storytelling: presenta tu idea de una forma muy sencilla, como si estuvieses contando una historia, con su principio, desarrollo y desenlace.

Sobre Repensadores

Repensadores te presta apoyo para repensar productos, servicios, organizaciones públicas y privadas, procesos, territorios y trayectorias profesionales, pudiendo también participar en procesos de ideación, creación e innovación. Estamos especializados en la puesta en marcha y coordinación de los proyectos de repensamiento y creatividad empresarial, acompañando al cliente desde el origen de la idea.

Para solicitar más información, envíanos un email a info@repensadores

Ilustración: elaboración propia a partir de epicioci (CC0 Public Domain).

 

Comparte!