Adiós al despilfarro

Innovacion y creatividad Blog sobre innovacion, creatividad y emprendiemiento

 

Pido de antemano disculpas al distinguido público, pero lo tenía que decir: el déficit de las Comunidades Autónomas está relacionado, en buena medida, con la (ineficiente) Gestión de sus RR.HH. Y me explico por qué.

Comunidades como Navarra (y no es de las que en peor situación se encuentran), que pretende ahorrar 25 millones de € en el Capítulo de Personal, son un claro ejemplo, pero podríamos encontrar muchos más. Las medidas, recogidas en proyecto de Ley, contemplan cuestiones varias, tales como el recorte de pluses variables, la ampliación de la jornada de trabajo, la reducción del crédito de horas sindicales, etc.

De todas ellas, llama poderosamente la atención la relativa a la jornada anual: 1.592 horas de media en la actualidad. Teniendo en cuenta que muchos de los Convenios Colectivos en España establecen jornadas cercanas a las 1.800 horas en cómputo anual, supone una diferencia de 21,50 días laborables de trabajo al año. Por sí sólo, este insignificante detalle supone en la práctica que un funcionario público nos cuesta casi un 10% más que un empleado en la empresa privada. Y si analizamos otras cuestiones como el absentismo, Comunidades como Canarias tenían en 2009 una tasa sin justificar cercana al 15%. Son sólo un par de pequeños ejemplos, aunque seguramente representativos, de un largo suma y sigue.

Es precisamente ahora, en época de vacas flacas, cuando está aflorando la magnitud real del descontrol practicado en las Administraciones Públicas durante décadas. Por ello no es de extrañar que muchas de éstas hayan alcanzado un grado de improductividad digno de salir en el Record Guinness. ¿Cómo es posible que un factor tan fundamental en la economía como es la productividad (indicador de eficiencia que relaciona la cantidad de producto/servicio con la cantidad de recursos utilizados para obtenerlos), las Administraciones Públicas se lo hayan saltado a la torera durante años?  ¿Cómo es posible que exista semejante brecha entre lo Privado y lo Público?

Pero aunque tarde, parece que por fin nos hemos dado cuenta de que ese diferencial, abismal en muchos aspectos, había que ajustarlo de alguna manera. Por esta razón el Gobierno sacó a la luz hace algunas semanas el Programa Nacional de Reformas Reino de España 2012, que contempla medidas encaminadas a modernizar y racionalizar las Administraciones Públicas mediante una asignación más eficiente de los RR.HH y materiales. Pero lo que quisiera recalcar en este post es que el propio Gobierno de España reconoce de manera explícita el papel fundamental que juega una eficiente Gestión de los RR.HH,  no sólo en lo privado, sino también en el ámbito público. Las estrategias de actuación contemplan innumerables cuestiones relacionadas con este último, como el “dimensionamiento de plantillas, la simplificación de estructuras, o la ordenación de RR.HH”, entre otras muchas. pornopostsvideos.1blogs.es

Aunque algunos defensores de lo Público puedan argumentar que el Servicio al Ciudadano no se puede regir por criterios empresariales ni mercantiles e incluso que los Sindicatos sostengan que muchas de esas medidas supondrán un recorte de derechos laborales, no parece que haya otra salida. Tendría que ser de sentido común el deber moral de gestionar con eficiencia los gastos de personal, cuyo coste puede suponer en muchos casos más del 75% del montante final, y que se sufragan con el dinero de todos los contribuyentes.

Al agujero de las Comunidades Autónomas y al Programa Nacional de Reformas me remito como claro ejemplo de que “de tales lodos, tales barros”. No obstante, a nadie se le escapa que la corrección de los desequilibrios acumulados durante años de despilfarro la sufriremos seguramente más los “justos” que los “pecadores”…

Adiós al despilfarro

Top 20