Confianza y Liderazgo, las palancas que mueven el mundo

Innovacion y creatividad Blog sobre innovacion, creatividad y emprendiemiento

 

La confianza (opinión favorable en que una persona o grupo será capaz y deseará actuar de manera adecuada en una determinada situación) y el liderazgo (conjunto de capacidades que una persona tiene para influir en los demás, haciendo que este equipo trabaje con entusiasmo en el logro de metas y objetivos) son dos competencias fundamentales en la sociedad actual. Pero resulta curioso que en prácticamente todas las encuestas se adviertan preocupantes niveles de desconfianza entre las personas y sobre las instituciones, así como una falta de liderazgo absoluto.

Si algo han tenido en común todas las crisis, independientemente de su origen (a parte del desplome de las bolsas y de que los gobiernos siempre reaccionan tarde y mal), es la falta de confianza y liderazgo.

Existen dos motivos principales que llevan a la gente a no gastar. El primero es la falta de crédito producida por el colapso financiero; la segunda, y posiblemente más importante, la falta de confianza en el futuro: las familias no consumen porque temen perder su trabajo, y las empresas no invierten porque tienen miedo a no vender.

Sin embargo, poco se dice sobre las maneras en que la confianza y el liderazgo pueden construirse, aunque si algo parece que hemos aprendido de las sucesivas crisis (no olvidemos que en 1994 España llegó a tener una tasa de paro del 24,9 %) es que ambas competencias no son sólo importantes, sino imprescindibles, y que de todas las situaciones de crisis se sale.

Diversos expertos apuntan a que la única forma de salir del agujero en el que se encuentra metida España es siendo más competitivos. Pero para ser más competitivos se debe fomentar la productividad. Y para llevar a cabo las acciones necesarias que fomenten la productividad necesitamos líderes capaces de realizar diagnósticos ajustados a la realidad, que encuentren soluciones viables, que sean capaces de aplicarlas y que tengan visión de futuro. Necesitamos, más que nunca,  líderes con capacidad de tomar la iniciativa, capaces de gestionar, promover, incentivar, motivar y evaluar a un equipo, de manera eficaz y eficiente, y sobre todo que inspiren confianza.

Algunos de los cambios necesarios que necesita este país pasan por rebajar la presión fiscal a las empresas, reducir impuestos y costes laborales, no reducir salarios, transformar el sistema educativo para fomentar la creatividad y el espíritu emprendedor, y aumentar la inversión en aquellas infraestructuras que generen mayor valor añadido a largo plazo. Receta Pan de molde inglés

Pero cómo actuar sobre estas macrovariables es algo que se nos escapa a la mayoría de los mortales, ¿qué podemos hacer en nuestro entorno más inmediato para construir y desarrollar confianza y liderazgo? Se me ocurren unas cuantas ideas. Primero, analizar cómo nos estamos comportando cada uno de nosotros frente a la dureza de las circunstancias particulares que nos está tocando vivir y gestionar, y no perder nunca la vocación de servicio a los demás, independientemente de las circunstancias y los recursos a nuestro alcance. Segundo, ser siempre, y a pese a todo, creíbles, responsables y rigurosos en nuestros actos, no caer nunca en la complacencia y disponer de metas y objetivos a nivel profesional y personal. Y tercero, tener paciencia, ser perseverantes y extraer del pasado únicamente lo positivo.

Lo que si deberíamos tener todos muy claro es que los éxitos ante la superación de las exigencias que nos está tocando vivir favorecen y refuerzan la confianza en uno mismo, y ésta a su vez facilita el logro de metas y objetivos. En la medida en que cada uno de nosotros, en nuestra vida cotidiana, seamos capaces de tomar una actitud positiva y optimista ante cualquier circunstancia de la vida, estoy convencido de que saldremos reforzados, no sólo como profesionales, sino también como personas.

Si la conclusión a la que llegamos es que estos momentos de incertidumbre nos están aportando algo positivo (y seguro que si lo buscamos lo encontraremos) y que merece la pena esforzarse y luchar por conseguir que así sea, estaremos dando un primer paso hacia la construcción y desarrollo de dos competencias fundamentales en nuestros días. Y no olvidemos que una característica fundamental de la confianza y del liderazgo es que son tremendamente contagiosas.

Creo muy sinceramente que a pesar de todo estamos en el momento idóneo para desarrollar este potencial que todos y cada uno de nosotros llevamos dentro, a partir de las experiencias, vivencias y conocimientos que estamos adquiriendo en situaciones adversas. Pero el mayor o menor provecho que saquemos de estas dos “palancas que mueven el mundo” depende en gran medida de cómo gestionemos cada uno de nosotros dichas situaciones.

¿Alguien se anima a aportar alguna idea más sobre las formas en que la confianza y el liderazgo pueden construirse en nuestra pequeña área de influencia diaria?

Confianza y Liderazgo, las palancas que mueven el mundo

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://hrlab.esconfianza-y-liderazgo-las-palancas-que-mueven-el-mundo
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail bitelchux@yahoo.es y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20