La reforma laboral empieza primero dentro de los departamentos de RRHH

Innovacion y creatividad Blog sobre innovacion, creatividad y emprendiemiento

 

A comienzos de este año hemos podido ver como todos los medios de comunicación llenaban sus espacios con el tema de la reforma laboral en España, derivado de la visita a EE.UU. del presidente del Gobierno de España y de una delegación formada por los grandes empresarios españoles de compañías como BBVA, Iberdrola, Acciona y OHL.

Más allá de lo que el propio Gobierno pueda plantear en esa reforma laboral en la que, como se ha comentado, se deberían tratar temas como costes de despido para trabajadores fijos, mayor protección para trabajadores temporales, reforma en las administraciones públicas o el desarrollo de un modelo universitario más competitivo y conectado con el mundo laboral, deberíamos pensar qué acciones se podrían llevar a cabo dentro de la realidad de cada una de nuestras empresas.

En este tema, el departamento de Recursos Humanos y más concretamente, el Director de Recursos Humanos es la pieza clave que debe empezar a reformar todos aquellos aspectos que estén en su mano y, como no, convencer al Comité de Dirección y Consejo de Administración, en su caso, de la necesidad de impulsar medidas inmediatas.

Los departamentos de Recursos Humanos deben empezar a gestionar temas que en momentos de bonanza económica no han sido analizados en profundidad como debería haber sido, como son el absentismo y la productividad. Si estudiamos estos temas en conjunto se puede observar la influencia que tiene uno sobre el otro y viceversa, pero si en la ecuación incluimos el tema del horario o tiempo de trabajo podemos aclarar muchos aspectos.

Existen varios estudios entre ellos uno realizado por el IESE para Adecco o el realizado por el Centre de Recerca Econòmica i Social de Catalunya para UGT, que indican que España es uno de los países con más baja productividad de la OCDE sólo superada por Grecia y Portugal y con la jornada laboral más larga, y que además, se sigue incrementando. nameserverspy.org

Si el aumento del tiempo de trabajo no revierte en un aumento de productividad de los empleados ¿por qué las empresas españolas en vez de reducir los horarios para igualarnos con aquellas empresas de países modelo en temas de productividad seguimos aumentándolos? Si en tiempos de bonanza en los que las empresas por temas de Responsabilidad Social Corporativa y en su afán de equilibrar la vida profesional y personal han conseguido flexibilizar los horarios para aquellos colectivos que lo necesitaban ¿qué les lleva a seguir manteniendo esos horarios tan extensos cuando existen cifras que demuestran que horarios más contraídos revierten en un aumento de la productividad y descenso del absentismo?

Es necesario que Recursos Humanos en las distintas empresas se lance a tomar iniciativas en este aspecto y convenza al Comité de Dirección y Consejo de Administración con datos, como siempre demandan, de que no sólo es posible, sino que la racionalización de los horarios, revertirá en un aumento de la productividad y por tanto de la mejora de resultados de la Compañía.

La reforma laboral empieza primero dentro de los departamentos de RRHH

Top 20