Motivación o desmotivación esa es la cuestión

Innovacion y creatividad Blog sobre innovacion, creatividad y emprendiemiento

 

Hace unos días José Luis nos animaba a hacer una lista de buenos propósitos de la práctica de RRHH para este año que empieza, dónde los profesionales de Recursos Humanos pudieran estar este año más alineados con el negocio y ayudar a los empleados con políticas cuantificables que les haga desarrollarse como profesionales. José Luis tenía razón, como profesionales debemos de trabajar para conseguir que nuestros profesionales sean los profesionales más motivados y todo ello ¿como lo hacemos?.

Mucho se ha estudiado sobre motivación, muchas son las teorías que pueden utilizarse para entender la motivación humana y que pueden ayudar a trabajar la motivación del empleado. Aquí os presento alguna de las más representativas o conocidas:

  1. Teoría de la jerarquía de necesidades de Maslow. Es quizás la teoría más conocida del mundillo de RRHH y de la psicología en general, dónde Maslow identificó cinco niveles distintos de necesidades que el ser humano debe de cubrir para ser pleno o estar autorrealizado.
  2.  Teoría del factor dual de Herzberg. Tras estudios realizados descubrió que existen factores higiénicos de motivación (tal y como Maslow dijo) pero también hay otros factores motivadores que son aquellos que si están o no determina el hecho de que las personas se sientan o no motivados.
  3. Teoría de los tres factores de MacClelland. Centra su teoría en tres tipos de motivación: Logro, poder y afiliación.
  4.  Teoría X y Teoría Y de McGregor. La pereza de los seres humanos (teoría X) y el necesario y natural esfuerzo en el trabajo (teoría Y).
  5. Teoría de las Expectativas. Fuerza de la motivación = Valor de la recompensa * Probabilidad de logro.
  6. Teoría ERC de Alderfer. Ligadas a tres motivaciones básicas de: Existencia, relación y crecimiento.
  7. Otras como la Teoría de la Fijación de Metas de Edwin Locke o  la Teoría de la Equidad de Stancey Adams, etc.

Pero después de leer mucho, estudiar mucho sobre este aspecto, descubres que todo lo que hay ligado al concepto de motivación son actividades ligadas a eso, a motivar, pero nadie se ha parado a pensar y a trabajar sobre que hay que hacer para NO DESMOTIVAR.  Personalmente a mí por ejemplo no me gusta que me motiven prefiero que mi empresa o mi jefe no me desmotiven por que la motivación me la intento trabajar yo día a día, por eso y para no desmotivarme necesito: How to remove acrylic nails with hydrogen peroxide

  1. Autonomía para poder realizar mi trabajo, dónde sepa que mi superior estará ahí cuando algo que necesite su ayuda.
  2. Empowerment para hacerme cargo de actividades y tareas que haya demostrado a mi superior que puedo hacerlas bien.
  3. Ser responsable de mis propias decisiones y sentirme apoyadas por mis superiores si estas son lo correcto para la compañía.
  4. Crecer profesionalmente adquiriendo nuevas responsabilidades.
  5. Sentirme que contribuyo y soy útil en mi trabajo.
  6. Contar con un buen ambiente de trabajo dónde pueda ser yo mismo, dónde realmente se trabaje en equipo y exista compañerismo.
  7. Pero sobretodo, ser feliz en el trabajo y en tu vida, sintiendo cada día, que me levanto porque voy a hacer algo grande, algo que merezca hacer y sobretodo porque voy a pasármelo bien.

Estos son mis ideales para que la desmotivación, no llegue a ser un problema, quizás  tu tengas otras que quieras compartir con nosotros y te animamos a que este año la desmotivación no la vivas, ya el mundo esta desmotivado como para nosotros hacerlo más aún. Como un día me dijo José María Gasalla, si alguna de esas frases, que son tu modo de vida, te respondes de manera negativa, piensa en hacer que la cosa cambie, muévete.

Motivación o desmotivación esa es la cuestión

Top 20