En la última década, todos los sectores han entrado en un periodo de cambios cada vez más rápidos. La recesión global, que empezó en diciembre de 2007, no ha hecho sino contribuir a un entorno cambiante muy diferente al de una década atrás.

Vivimos en un contexto que el ejército norteamericano, tras los atentados del 11 de septiembre de 2011, ha denominado VUCA (en inglés, acrónimo de volátil, incierto, complejo y ambiguo, como es el mundo hoy, especialmente en innovación). Y en este entorno VUCA es en el que toca liderar la innovación.

estilos de liderazgo creativo

A partir de ahora, y en las décadas venideras, quienes estén al frente de cualquier organización y/o empresa se enfrentarán a retos que exigirán de él (o ella): pensamiento estratégico, colaboración, capacidad de liderar el cambio, y tolerancia a la ambigüedad. Empresas, gobiernos, ONG, universidades, cualquier tipo de organización necesitarán líderes que sepan navegar en esta aguas, cambiar si lo requiere la situación y hacer su trabajo. Pero… ¿cómo serán estos líderes?

No hay una sola respuesta. Lo primero que es preciso reconocer es que no existe una única forma de liderazgo creativo. Nadie va a encontrar una checklist con los rasgos de la personalidad que hacen a un líder creativo.

Jeff DeGraff, profesor en la Ross School of Business de la Universidad de Michigan, ha llegado a la conclusión de que hay cuatro personalidades o estilos de liderazgo creativo. Pero, en todos ellos, como señala, Jeff Barnes, responsable de Liderazgo Global en General Electric, la principal función será:

“A major part of our job is helping people develop how they think. How they get to an answer matters more than ever”

El artista

Es inteligente y creativo. Visualiza el cambio, de tal manera que su influencia se basa en anticipar o prever un futuro mejor y generar esperanza en los demás. Persigue activamente la innovación y la adaptación. Este tipo de líder creativo se muestra a sí mismo con respuestas espontáneas y creativas relacionadas con su entorno. Son imaginativos, capaces de manejar un alto grado de ambigüedad con ideas abstractas. Para ellos/as, el éxito se define como la expresión de nuevas ideas y su prototipado en cuanto sea posible. Ser original es sumamente apreciado.

El líder artista tiene tendencia a:

  • asumir riesgos
  • incitar al cambio
  • centrarse en el futuro
  • descubrir oportunidades
  • imaginar nuevos productos o servicios
  • experimentar mediante proyectos piloto
  • poner a prueba los límites
  • encontrar maneras nuevas de hacer las cosas

Ejemplos de este tipo de lider son Larry Page, CEO de Alphabet; Jeff Bezos, CEO de Amazon; o Elon Musk, CEO de Tesla.

El filósofo

Bondadoso y empático, el líder sabio o filósofo es consciente de los otros y se preocupa por las necesidades de los individuos. Este tipo de líder es experto tanto en construir una comunidad de personas como en compartir conocimiento con ellos. Ambicionan que haya interacción entre los miembros de su equipo y sus socios o aliados, y por tanto que recurran a procesos como la gestión de conflictos o la decisión por consenso como herramientas. Su concepto del éxito pasa por la creación de relaciones fuertes a través del diálogo, la confianza y la comprensión. El resultado de esas prácticas colaborativas son los valores compartidos y el compromiso. Emplean su orientación hacia el equipo y su naturaleza cooperativa para alcanzar sus metas. Persiguen activamente la moral y el compromiso.

  • tienen tendencia hacia el desarrollo de las personas
  • la gestión de las relaciones
  • construir comunidad
  • buscar el compromiso
  • gestionar el conflicto
  •  intentar el consenso
  • Influir a través del empoderamiento
  • facilitar el aprendizaje

El fundador de Wikipedia, Jimmy Wales, o Jack Ma, CEO de Alibaba, podrían encarnar la figura del líder creativo filósofo.

El ingeniero

El ingeniero es un técnico experto bien informado. Es diligente, meticuloso y basado en funciones. Monitoriza el rastro y los detalles de los documentos y ejerce influencia en otros gracias al control y la gestión de la información. El sello distintivo del líder creativo ingeniero es la mejora de la eficiencia mediante rediseño de procesos y la implementación de tecnología probada. El éxito para este perfil es perfeccionar el nivel de calidad por el uso de procedimientos. Este líder muestra cierta aversión al riesgo y trata de extraer del sistema las variaciones, valorando la estandarización y la coherencia. La medición es la herramienta para lograr estos valores

El líder ingeniero tiene tendencia a:

  • analizar y gestionar datos
  • hacer mejoras incrementales
  • perfeccionar métodos y procesos
  • desarrollar normas y procedimientos
  • establecer sistemas tecnológicos
  • mantener la estructura y el flujo de trabajo
  • persuadir mediante información objetiva

Serían líderes con estilo ingeniero Michael Bloomberg, ex alcalde de Nueva York, o Xi Jinping, presidente chino.

El atleta

El líder atleta es agresivo y firme. Este prototipo persige activamente sus propósitos y sus metas, y le estimulan las situaciones competitivas. Ganar es un objetivo dominante en él/ella, y pone el foco en los competidores externos y su posición en el mercado. Este tipo de líderes son pilotos y directores duros, muy exigentes consigo mismos y con los demás. La velocidad, el sigilo y la disciplina son claves en su actitud. El éxito para el líder atleta significa impulsar la labor de su equipo ampliando las posibilidades, su enfoque resolutivo y redistribuyendo recursos. El poder es fundamental.

Los líderes atletas tienen tendencia a:

  • perseguir los objetivos centrales
  • esforzarse agresivamente para ganar
  • centrarse en los competidores
  • redistribuir recursos
  • concentrarse en proyectos estratégicos
  • vencer obstáculos y barreras
  • resolver problemas que supongan un desafío
  • influir mediante la lógica

Algún representante de este tipo de líder podría ser la canciller alemana Angela Merkel o Tim Cook, CEO de Apple.

Tampoco hay una fórmula mágica para ser un líder creativo, pero sí algunas reglas de oro para aprovechar al máximo el liderazgo creativo:

  • Alíate con alguien que es de otro tipo de liderazgo: surgirá la tensión positiva que se requiere para tener más y mejores ideas y verlas implementadas.
  • Si te sientes capaz, cambia de estilo de liderazgo, y toma el mando con un modelo diferente según lo requiera la situación. Si careces de cierta habilidad, sé consciente y busca quien te complemente.
  • Actúa como un antropólogo: acude a aquellos sitios donde se reúnan los líderes más innovadores. Haz fotos, toma notas y, sobre todo, observa. Encuentra tendencias y patrones. Reflexiona sobre aquello en lo que otros líderes son efectivos y en qué no lo son.
  • Actúa como un presentador de televisión: busca invitados interesantes a los que entrevistar. Pregúntales sobre su forma de trabajar, qué les funciona o qué no, aprende sus buenas prácticas.
  • Actúa como un entrenador deportivo. Experimenta con tu equipo. Haz diferentes combinaciones y comprueba cuáles son las más efectivas a la hora de innovar.

En Repensadores estamos especializados en ayudar a empresas y organizaciones en sus procesos de innovación, y también prestamos apoyo a las personas para reforzar su capacidad creativa. Solicítanos más información en el email: info@repensadores.es.

Y, si te ha gustado este post, ¡compártelo! ¡Gracias!

Ilustración: elaboración propia a partir de The Noun Project / Kevin Laity / Wilson Joseph/ Creative Stall / Fiona OM

Comparte!