Trabajo, casa, hijos, pareja, familia, amigos, actividades de puesta al día… todos son elementos imprescindibles en nuestras vidas que, sin embargo, nos dejan poco tiempo para la tranquilidad, para no hacer nada… para reactivar nuestra creatividad.

La meditación, el mindfulness, el taichí, el yoga y otras técnicas de relajación similares se están convirtiendo en herramientas para recuperar la capacidad creativa en medio del estrés general en que vivimos y trabajamos. Junto con el ejercicio físico, son perfectas para reactivar nuestro lado más creativo.

 

meditacion para creativos e innovadores

“Nuestra mente es como una lavadora centrifugando a toda velocidad, lo que nos genera un enorme estrés y bloqueo mental. Es imposible ser innovador con una mente llena de ruido. En el momento en que practicamos mindfulness, la mente se calma, como un estanque revuelto que va calmándose hasta que queda totalmente quieto, liso… Es entonces cuando podemos ver el fondo, y sólo así podemos ver la pepita de oro que hay al fondo, y que antes no podíamos ver. Sólo reseteando nuestro cerebro frecuentemente, podemos dejar entrar lo nuevo, y ser innovadores”

Nosotros no podríamos describirlo mejor que el coach Javier Carril en el prólogo al libro “Mindfulness Meditación para gente de alto rendimiento”, así que recurrimos a sus palabras.

La creatividad necesita cierta presión para que fluya, pero también calma y serenidad. Mediante la meditación, la mente se relaja y expulsa los pensamientos, disponiéndonos a una mayor clarividencia y a una ausencia total de estrés, lo que sin duda favorece la creatividad.

Si eres un lector descreído que a estas alturas está frunciendo el ceño con escepticismo, tenemos que decirte que hace años que las neurociencias comprobaron los efectos positivos que provocan ciertas prácticas de meditación sobre el proceso creativo.

Según investigadores de la Universidad Ben-Gurion en Israel, las personas que practican mindfulness muestran una menor rigidez cognitiva, lo que apoya la idea de que su uso es positivo para poner nuestra mente como si fuéramos  un principiante y por tanto estar menos “cegados” por la experiencia.

Más específico es el estudio llevado a cabo por la Leiden University (Holanda), que vincula directamente la práctica de ciertas técnicas de meditación con el pensamiento creativo, incluso en individuos que nunca han meditado. Más interesante parece la segunda conclusión de esta investigación: ciertas técnicas favorecen el pensamiento divergente, mientras que otras son más indicadas para el convergente.

Algunas empresas ya lo están poniendo en práctica. La petrolera Shell, por ejemplo. Su programa Empower, impulsado por Mandar Apte, un ingeniero químico de la compañía que era practicante de meditación y yoga a diario, ha permitido que más de 2.000 empleados de Shell en Estados Unidos, Reino Unido, Holanda y Dubai hagan meditación. Pero no sólo para relajarse y sentir menos estrés, sino para ser más innovadores y creativos.

En Aetna, una empresa aseguradora médica de  Estados Unidos, más de 13.000 empleados practican yoga y meditación gratuitamente por expreso deseo de su CEO, Mark T. Bertolini.

Y no es el único directivo. Desde el archifamoso Steve Jobs a Louis Gagnon, CEO de la startup ride.com, han practicado meditación tras tomar contacto con esta técnica en India.

En España, los empleados de empresas tan distintas como Repsol, L´Oreal o Mahou San Miguel también están practicando o han practicado mindfulness como medio para mejorar la calidad de vida.

La meditación y el estado de atención plena, en el presente, aquí y ahora, nos ayudan a hacer aflorar nuevas ideas. Nos transportan a un estado de paz y equilibrio que nos desbloquea y nos libra de pensamientos negativos y limitantes. Y ¿cómo influye esto en la capacidad creativa e innovadora?

  • Ayuda a encajar el puzzle. Ya sea ante un proyecto de marketing, un nuevo diseño o una nueva estrategia que requiere una solución innovadora, meditar te ayuda a estar más centrado. Tras meditar, suelen verse las cosas con más claridad y el cerebro se encuentra en situación de generar ideas y respuestas más apropiadas. El estrés y las preocupaciones no suelen aportar gran cosa en estas situaciones.
  • Alivia el neocórtex. Cuando nos referimos al cerebro, casi todos pensamos en la corteza cerebral o neocórtex. En él cerebro residen la lógica y el razonamiento, el pensamiento abstracto y la imaginación, es el que da al hombre la creatividad. Las presiones constantes en el trabajo pueden afectar negativamente a nuestra creatividad. En esas condiciones nos cuesta ser creativos. Nuestro cerebro, literalmente, se comienza a cerrar. Necesitamos, como dice Goleman, “relajación mental, un estado de apertura, de ensoñación y de deriva, en el que estamos más receptivos a las nuevas ideas”.

Si aun así no te hemos convencido, siempre puedes optar por el tradicional ejercicio físico. También nos ayuda a desbloquear el pensamiento. Cuando nos concentramos en la acción, en los movimientos de nuestro cuerpo, trasladamos la atención a otro lugar distinto y nuestra mente se despeja.

En general, hacer ejercicio nos ayuda a ser más creativos, debido al aumento de sangre en circulación y el flujo de oxígeno al cerebro, y por la liberación de endorfinas que mejoran el humor.

Sobre Repensadores

Repensadores te presta apoyo para repensar productos, servicios, organizaciones públicas y privadas, procesos, territorios y trayectorias profesionales, pudiendo también participar en procesos de ideación, creación e innovación. Estamos especializados en la puesta en marcha y coordinación de los proyectos de repensamiento y creatividad empresarial, acompañando al cliente desde el origen de la idea.

Para solicitar más información, envíanos un email a info@repensadores o llámanos al +34 669 579 869

Ilustración: elaboración propia a partir de Noah Silliman (CC0 License).

 

Comparte!