Teletrabajo vs. Presencialismo

Innovacion y creatividad Blog sobre innovacion, creatividad y emprendiemiento

 

Hace poco leía una noticia que reafirmaba algo que recientemente comentaba con unos compañeros de profesión, España todavía no está preparada para el teletrabajo y a los datos me remito. Según la noticia en España sólo se acogen a este sistema cinco de cada cien empleados, lejos del 26% de Holanda y el 22% de Finlandia.

¿Cuáles pueden ser las causas que provocan que las empresas españolas se acojan en niveles tan bajos a este tipo de medidas? Probablemente la cultura tan presencialista que tenemos en este país, parece que el único que trabaja es el que está todo el día en la oficina y cada vez que le pides algo su frase es “estoy liadísimo, no tengo tiempo para nada…”. Todavía nos cuesta medir el rendimiento y desempeño de nuestros empleados por la consecución de objetivos y no por las horas que pasan en la oficina.

Sin embargo, el teletrabajo tiene muchas ventajas tanto para las empresas como para los empleados que nunca está de más recordar para concienciar a los empresarios de la necesidad de implantarlo en sus Organizaciones.

Según un estudio de la Cámara de Comercio de Navarra, entre los beneficios para las empresas de implantar el teletrabajo se encuentran los siguientes: Funko Pop! LOTR/Hobbit – 2 Pack – Aragorn & Arwen (Lord of the Rings) (Barnes and Noble, San Diego Comic Con)

  • Reduce los costes, ahorrando al empresario 1.200€ por empleado al año.
  • Aumenta la productividad un 20%.
  • Reducción de gastos de tiempo y desplazamientos derivados del desplazamiento diario a la oficina, así como ahorro ecológico de 216 horas al año de desplazamientos.

Según el mismo Estudio los beneficios para los empleados de implantar el teletrabajo son los siguientes:

  • Facilita la conciliación de la vida personal y profesional.
  • Aumenta la flexibilidad espacial y temporal.
  • Genera la posibilidad para atender las exigencias familiares, sin desatender las tareas profesionales y sobre todo, sin renunciar al desarrollo profesional.

En resumen, ¿Por qué son tan pocas las empresas que se arriesgan cuando los beneficios son tan evidentes? ¿Qué podemos hacer nosotros desde RRHH para seguir dando pasos hacia este tipo de medidas?

Os invito a que compartáis con toda la comunidad HRLab vuestras experiencias en este ámbito del teletrabajo.

Teletrabajo vs. Presencialismo

Top 20