Una vida productiva: integrando objetivos

 

 

 


La siguiente es una publicación invitada de Bojan Dordevic . Bojan es un profesional del marketing en Internet apasionado por todo lo productivo. Puedes invitarlo a un Hangout en Google+ y seguirlo en Twitter o App.net.

Hace casi 4 años, quedé fascinado por la cantidad de trucos que podía incorporar como usuario de computadora y que me ayudarían a hacer las cosas más rápido. Mi fascinación y pasión por las soluciones se volvieron más importantes que hacer el trabajo. Mi pasatiempo era buscar problemas que no tenía y resolverlos de una manera que nunca necesité.

Pero luego dejé el asesoramiento técnico y comencé a centrarme en el propósito detrás de ser productivo (un propósito que alimentó mi pasión) y eso me llevó al siguiente nivel. Varios libros de productividad, gurús y bloggers me han hecho reconsiderar muchas cosas en mi enfoque. Mi pasión era la productividad, pero con el consumo de material de alta calidad llegué al meollo del problema: mi juego interior.

 

Y los goles son una gran parte de ese juego.

Las metas son el principal impulsor de la productividad y, a diferencia de mucha gente, prefiero hablar de metas personales que de metas de empresa. Si es un empleado (o si alguna vez ha tenido un trabajo en su vida), estoy seguro de que habrá notado cómo las empresas se toman muy en serio los objetivos. Tienen sus propios planes, ejecuciones, tácticas y estrategias y su despliegue es muy importante para su éxito.

Siempre me he preguntado por qué la gente nunca ha adoptado este enfoque y lo ha aplicado en sus vidas. Todas las empresas que sobreviven y prosperan en tiempos económicos difíciles tienen planes de contingencia sólidos. Sin embargo, cuando las cosas se ponen difíciles, no tenemos ninguno de estos planes, y la mayoría de los objetivos que la gente tiene en sus vidas no son más que sueños fugaces de lo que podría suceder. Se dejan al azar, en lugar de procesarse de forma proactiva.

Las metas que vale la pena perseguir suelen ser largas y están plagadas de las dificultades de la necesaria resistencia, autodisciplina y gratificación tardía. Para un “hombre normal” criado en la cultura de la gratificación instantánea, hacer realidad el sueño de dominar un determinado campo simplemente “no vale la pena”. Esas personas no están conectadas con la realidad… ni con sus sueños.

Pero nosotros no.

Hay algunos logros que he logrado y que me han ayudado a convertirme en quien soy hoy. Hay un patrón en cómo hice realidad mis objetivos, y eso es lo que define mi productividad. Éstos son sólo algunos de los objetivos que he convertido en realidad:

  1. Venir a Estados Unidos: El sueño de mi vida de mudarme a los Estados Unidos finalmente se hizo realidad después de años de enfrentar políticas de inmigración intimidantes diseñadas para disuadirme por completo de seguir mi camino.
  2. Mantener mi cuerpo sano: Después del collage gané bastante peso y mi cuerpo sufrió. Fue necesario un compromiso (cinco años y contando) que transformó mi cuerpo para mejor, y mantendré ese compromiso para conseguir el cuerpo de mis sueños que creo que se adapta bien a mi carácter. De una persona con sobrepeso que se sentaba frente a la computadora todos los días, pasé a ser un entusiasta del fitness, que llama la atención cuando camino por la calle.
  3. Cambiar mi carrera: Después de decidir dejar la profesión bancaria, me comprometí firmemente a transformar mi trabajo en algo que realmente quería hacer. Cuatro años después, nunca volví a mirar la banca. Mi título no tuvo nada que ver con mi elección de carrera actual. El marketing digital y trabajar desde casa eran mi gran pasión y en lugar de trabajar en un banco, vivía exitosamente de los ingresos obtenidos en el mundo digital. Creo firmemente que si sientes que algo es correcto para ti, vale la pena el sacrificio. En mi caso, esa teoría resultó ser a prueba de balas.

La diferencia entre la vida que tienes ahora y la vida que quieres vivir es el deseo de crear tu vida como tu historia. Tienes que profundizar y encontrar tu propósito. Las personas interesadas en la verdadera productividad siempre permanecen conectadas con sus objetivos. Están en la cima de sus vidas. Saben cómo llevarlo en la dirección que quieren ir. SEO y posicionamiento SEO

La productividad no siempre es el trabajo que haces; Esa es más probablemente la vida que vives.

Crédito de la foto: Morrigan vía SXC.HU

En ocasiones te puede interesar:

  1. Pausa y efecto ( 1 )
  2. Mejorando en 2013: ThisLife ( 1 )
  3. Excepto… ( 1 )
  4. Revisión: el iSlider ( 1 )





SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN 

No te pierdas de nuestro contenido ni de ninguna de nuestras guías para que puedas avanzar en los juegos que más te gustan.










Al suscribirte, aceptas nuestra política de privacidad y nuestros términos de servicio.






Tal vez te puede interesar:

  1. Una lista de tareas pendientes no es suficiente
  2. Los pros y los contras de utilizar un administrador de tareas colaborativo
  3. Cómo un editor hace que la escritura en línea sea más productiva
  4. solo iOS

Una vida productiva: integrando objetivos

Una vida productiva: integrando objetivos

La siguiente es una publicación invitada de Bojan Dordevic . Bojan es un profesional del marketing en Internet apasionado por todo lo productivo. Puedes invit

rrhh

es

https://repensadores.es/static/images/rrhh-una-vida-productiva-integrando-objetivos-1417-0.jpg

2024-05-20

 

Una vida productiva: integrando objetivos
Una vida productiva: integrando objetivos

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail bitelchux@yahoo.es y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences